Ventajas de un matrimonio sin hijos

Has soñado con casarte y vivir felizmente con tu pareja, pero sin hijos. Ellos no son parte de tu sueño, pues no te gustan los niños y tampoco quieres uno. Sin embargo, la sociedad ha marcado muy bien que un matrimonio es para formar una familia. En realidad no, pero muchos dicen que los hijos hacen de la relación algo especial. ¿Realmente es así? Quien logra que el matrimonio funcione es la misma pareja. Si estás convencida de que no quieres tener bebés está bien. De hecho, estas son las ventajas de un matrimonio sin hijos.

Tienes más intimidad con tu pareja

Una de las ventajas de un matrimonio sin hijos es que tú y tu pareja son libres de tener toda la intimidad que quieran. Además de que pueden hacer muchísimo ruido durante el sexo. Normalmente cuando tienes hijos, la vida sexual se ve limitada. Tú como mamá tienes la enorme tarea de criar al niño, darle de comer, bañarlo, vestirlo, estar al pendiente, etc. Mientras que tu pareja tiene la gran responsabilidad de trabajar el doble para darles a ti y al pequeño una mejor vida. Muchos matrimonios han pasado años sin tocarse el uno al otro por el exceso de obligaciones y el nuevo estilo de vida.

También tienes tiempo para ti

Me dan un poco de tristeza las mujeres que pierden su identidad cuando se convierten en madres. Por ejemplo, una buena amiga que se llama María Luz, pasó de ser ingeniera, amante de la moda y esposa de Ramón, a ser conocida como la mamá de Paco. ¿Me explico? Al ser madre dedicas al menos 90% de tu tiempo a tus hijos, hasta que se independicen, Es decir, cuando ya te queda poca energía. Es por ello que una de las grandes ventajas de un matrimonio sin hijos es que puedes preocuparte solo por ti. Tienes tiempo de ir al salón de belleza, cambiar tu look cuantas veces quieras, viajar al otro lado del mundo, etc. No hay ninguna persona que te detenga ni mucho menos responsabilidades infantiles… ¡Genial!

Hay más ingresos

Otra gran ventaja de un matrimonio sin hijos es el tema del ingreso. Un hijo cuesta desde que está en el vientre de la mamá, ¡y después viene lo bueno! Sus gastos médicos, la educación que dura más de 10 años, alimentos, ropa, deporte, etc. Es como gastar en ti pero al doble, y es dinero que nunca vas a recuperar.

Tienes vida social

Yo diría que es una ventaja con una desventaja a la vez. Cuando tienes hijos ya no sales tan seguido con tus amigas, ni siquiera tienes chance de ir a un evento o a un lugar tú sola. Sin embargo, con el paso del tiempo tus amigos y conocidos tendrán hijos y probablemente será de lo único que hablen.

¿Y tú ya decidiste?

Este video te puede gustar