Ventajas de tener una amiga tímida

Para las extrovertidas el comportamiento de las chicas tímidas puede resultar algo incomprensible, pues lo ven como una actitud negativa. Pero esto no siempre es así, ser tímida puede resultar muy benéfico en diversos aspectos de la vida. Todo esto depende, claramente, del contexto. De hecho, las personas introvertidas se desempeñan mejor realizando trabajos individuales, pues aman pasar tiempo a solas. Además, suele importarles muy poco lo que piensen los demás. Por eso, si tienes una amiga tímida, deberías sentirte feliz, pues son más las ventajas de tenerla cerca que las desventajas. Acá te decimos cuáles.  

Una amiga tímida te ayuda a estar centrada

Si eres una chica que ama la fiesta entonces tener una amiga introvertida no te vendría tan mal. No quiere decir que a las personas tímidas no les guste salir de vez en cuando o que sean aburridas. Sin embargo, es verdad que las mujeres con una personalidad así prefieren estar en casa e invertir su tiempo en cosas más productivas. Por ello, tener una amiga así es ideal para no ir a esas fiestas que acaban hasta el amanecer.

Es la mejor escuchando

Las chicas que pasan más tiempo consigo mismas suelen ser buenas conversadoras, pero también muy buenas para escuchar. Esto ocurre porque en sus ratos de soledad se vuelven más analíticas y comprensivas. Una amiga con esta personalidad observa más, analiza mucho, escucha con objetividad y como resultado suele dar los mejores consejos.

Puedes confiar en ella con los ojos cerrados

Algo que conocen bien las mujeres tímidas es la discreción. Por eso tener una amiga con una personalidad introvertida la convierte en una tumba. Puedes contarle lo que sea sin miedo a que te traicione o te delate. Una chica reservada, además de saber escuchar, es muy confiable. Además, al ser así, es muy probable que valore más a sus amistades (incluida tú), por lo que nunca pondrá en riesgo su relación. Puedes estar tranquila, tus secretos están bien guardados.

¿Tú tienes una amiga tímida?

Este video te puede gustar