Si vas a mudarte con tu novio debes saber esto…

Mudarte con tu novio no es como lo pintan las comedias románticas y tampoco es un juego. Es un gran paso hacia el futuro. Y si lo haces es porque realmente esperas casarte con él o que la relación dure mucho tiempo, o sea, años. Sin embargo, hay varias cosas que debes saber antes de dar ese salto. Si vas a mudarte con tu novio próximamente, estos consejos te ayudarán.

No vas a ser su ama de casa

Ya no estamos en el siglo XX para que la mujer se quede en casa criando a los niños. Ni tampoco para que el hombre nos mantenga y seamos su ama de casa. Si te vas a mudar con tu novio, déjale muy en claro cómo serán las cosas. Esto no significa que no vayas a hacer la limpieza de la casa o que serás una floja esperando a que él haga todo. Son una pareja y será su nuevo hogar, así que todas las actividades serán repartidas, pues tienen que trabajar en equipo.

Hay hombres que piensan que tener una mujer en casa significa comida gratis, que le laven la ropa o le limpien su desastre. Aclárale que si esa es su visión de vivir juntos, entonces puede pensarlo dos veces. Obviamente, de vez en cuando podrás tener algún gesto de cariño, como cocinarle. Pero cuidado, si lo acostumbras será muy difícil zafarte, porque él se habrá adaptado a que ese es su estilo de vida. Tu novio también debe cooperar y ser responsable en cuanto a la limpieza, los gastos y la comida. Y por favor, no aceptes otra cosa por miedo a quedarte sola. ¿Realmente necesitas a una persona que te ordene qué hacer?

El orgullo no es una opción en las discusiones

Eso lo he aprendido muy bien, las discusiones nunca volverán a ser como antes. En serio. Yo solía irme para estar sola, o bueno, la verdad quería que mi novio me buscara. Sin embargo, viviendo juntos nada de esto puede pasar, porque tarde o temprano tienes que volver a casa y él estará ahí. Tampoco puedes ir a la casa de tus padres cada vez que haya una discusión, se darán cuenta de que algo no va bien y te darán un sermón. Debes ser lo suficientemente madura en las discusiones. Nada de: “No te hablaré por dos días hasta que estemos mejor”, o algo así. Los problemas se resuelven en ese momento y debes tener la mente abierta para solucionarlos.

No esperes citas o rosas todos los días o cada mes

Muchos noviazgos fracasan cuando dan el siguiente paso, que es vivir juntos. Algo que debes saber antes de mudarte con tu novio es que no existirán esos detalles de cenas con velas o pétalos de rosa en la cama. Eso se vive en la etapa del enamoramiento. Conocer a tu pareja será uno de los detalles más grandes de todos, créeme que superará todas esas cenas románticas. Sí, yo también lo extraño a veces, pero no volvería a esa época otra vez, porque las cosas cambian. Entonces, si crees que todos los días serán como un cuento de hadas y eso te ilusiona, temo decirte que terminarás algo decepcionada.

El perdón es la clave para una sana relación

Todos cometemos errores y es completamente normal. Habrá veces en las que tu pareja la riegue terriblemente y tendrás que perdonarlo. Mientras más tiempo pasen culpándose el uno al otro, más daño le harán a su relación. Hay que aprender a identificar nuestros errores, hacernos responsables y disculparnos. Eso es lo que hace una pareja madura, ya sea que vivan juntos o no.

Este video te puede gustar