Cómo usar skinny jeans y jeggings está dañando tu salud

No se puede negar que los skinny jeans y los jeggings son unas prendas fabulosas y versátiles. Además realzan super bien tu figura. Sin embargo, el uso excesivo de estas prendas pueden dañar gravemente tu salud. ¿Cómo es eso posible? Aunque no lo creas, la ropa ajustada provoca problemas en nuestra respiración, digestión y movilidad. Cuida tu cuerpo y checa cómo es que usar skinny jeans y jeggings está dañando tu salud.

Obstrucción en la circulación

El uso de jeans ajustados obstruye la circulación de la sangre que va directo al corazón. La sangre se puede quedar atorada en las piernas y es un riesgo grande para tu salud.

Entumecimiento

El uso de ropa ajustada por periodos prolongados provoca adormecimiento en los muslos. También limita el movimiento del músculo y de la articulación. Entonces, estás en riesgo de padecer una enfermedad venosa. Por otro lado, los expertos afirman que existe la posibilidad de que esto genere várices y hasta trombosis.

Celulitis

Así es, la peor enemiga de todas las mujeres, la celulitis. Y al usar skinny jeans o jeggings con frecuencia aumenta las posibilidades de un desarrollo temprano de la celulitis. La alteración de la circulación sanguínea y la retención de líquidos provocan la aparición de la molesta piel de naranja.

Mareos y desmayos

Debido a la falta de circulación sanguínea es posible que en casos extremos se presenten desmayos, mareos, sudoración e incluso dolor de cabeza.

Infecciones vaginales

 Al usar skinny jeans o jeggings se crea un ambiente propicio para el desarrollo de infecciones por levadura, como la cándida. Además, la zona íntima es una zona húmeda que al no tener espacio para transpirar correctamente favorece el crecimiento de los hongos.

Mala digestión

Además, estas prendas tan ajustados hacen presión en tu abdomen y generan una mala digestión. También, el uso frecuente de este tipo de prendas provoca deformación en la cintura y cadera dejando marcas o pigmentaciones en la piel.

Problemas cardiovasculares

Finalmente, tus jeans tienen un impacto negativo en tu corazón. De hecho, el cuerpo está sometido a una presión tan fuerte, que las venas empiezan a comprimirse ocasionando la aparición de coágulos de sangre, trombos, necrosis de los tejidos e incluso riesgo de un infarto. ¡Cuidado!

Este video te puede gustar