Una vez más, el insomnio se convirtió en mi fiel amigo de pandemia

Los días de cuarentena se han extendido y ninguno de nosotros estábamos preparados para ello. Cuando todo comenzó, parecía que me encontraba bien. Al paso de unas semanas las cosas cambiaron. Durante todos estos días he estado en un vaivén complejo. Creo que ya te has dado cuenta que hay días buenos y otros no tanto. Pero si algo no ha dejado de acompañarme en toda esta etapa es el insomnio, mi fiel amigo de pandemia.

¿Qué día es hoy?

Como dije, ya no sé en qué día vivo. Tengo que estar viendo varias veces en el día el calendario para no olvidarme de ello. A veces eso me angustia, pues si estoy trabajando, me da un poco de miedo que se me pase alguna entrega o alguna reunión.

¿A qué hora comí?

Trato de mantener mis horarios de antes para comer, pero aunque hago eso, de una manera muy extraña, termino comiendo más veces en el día. Sí, estos días de cuarentena, estoy segura que subiré unos cuantos kilos a causa de esto.

Durante el día tengo sueño pero llega la noche y…

Tal vez todo va cayendo como piezas de dominó, pues al no estar durmiendo bien por las noches, en el día me siento muy cansada. Las primeras veces me daba un rato para dormir durante la tarde, pero era peor porque me costaba más trabajo dormir por la noche. Ahora, aunque no lo hago, sigo sufriendo mucho.

¿Qué onda con toda esa gente que presume haber hecho ya mil cosas?

De verdad no entiendo cómo le están haciendo algunas personas para hacer tantas cosas y todavía dicen que les sobra tiempo. Yo a penas me doy abasto y ya estoy pidiendo auxilio. Muchos ven estos días como unas largas vacaciones, pero no tienen nada de eso. El encierro nos está pegando por completo.

Mi fiel amigo de pandemia me está cobrando una cara factura, pues mi estabilidad emocional se está viendo afectada. Aún así, no dejaré de buscar qué hacer para poder encontrar la paz y tranquilidad que tanto necesito.

Este video te puede gustar