Tener una primera cita en el cine no es la mejor idea, ¡comprobado!

Salir con un chico nuevo puede llegar a ser muy emocionante, pero quizás tener una primera cita en el cine no sea la mejor de las ideas. Te voy a contar la triste experiencia de una de las citas más incómodas que he tenido en la vida.

¿Cómo lo conocí?

Fue un encuentro casi del destino. Estaba en una fiesta con unas amigas y este chico llegó a saludar a una de ellas. Como todas, lo saludé y me presenté. Fui por un trago y al regresar noté que este chico no me quitaba la vista de encima. Sin embargo, al pasar de las horas me di cuenta que él le coqueteaba vilmente a mi mejor amiga, así que deje de prestarle atención. Pasaron unas horas más y de repente me quedé sola con él. Platicamos, bailamos y de un momento a otro me besó. Nos pasamos nuestros números y al día siguiente me invitó a salir. Sin embargo, para mí fue una buena idea decirle que fuéramos al cine, porque había una película que ansiaba ver….

El cine no es un lugar romántico como parece

Simplemente no fue el mejor lugar para citarme con él. Ambos lucíamos bastante nerviosos al vernos. Yo no sabía si saludarlo de beso, de mano o simplemente decirle un “hola” casual y ver su respuesta. Sí, opte por la tres. Así que después de un saludo incómodo, compramos los boletos y entramos al cine… Y ahí va la lista de por qué no tener una primera cita en el cine.

No puedes verlo directamente

Problema #1, después de habernos besado un día antes por la noche, la imagen de él podría haberse idealizado. Así que, obvio, quieres comprobar que esta persona con la que estás te gusta realmente. Lo cual se vuelve un reto porque no puedes voltear a verlo directamente y si no cuidas tus movimientos podrías acabar con tortícolis. Todos necesitamos echarle el ojo al chico, pero hacerlo de lado es prácticamente imposible.

El contacto físico puede ser incómodo

Si es tu primera cita con él y aún no se han dado ni la mano, estar en el cine da pie a que él se te acerque un poquito más de lo normal. Lo cual no está mal, pero al no conocerlo bien te expones a: manos sudadas (ewww), respiración acelerada, etc. Vamos, ni siquiera sabes si le está gustando la película.

No hay conversación

Es incluso grosero tener una conversación dentro de una sala de cine, así que no podrás averiguar más de él en ese momento. Finalmente, las primeras citas son para conocerse mejor, ¿o no? Tristemente, después de hora y media de silencio pude ir por un café con este chico.

No termines en este tipo de experiencia, hay muchos buenos lugares en los que puedes reunirte con ese chico. Tener la primera cita en el cine no es la mejor opción.


Este video te puede gustar