Un grupo de tres amigas no siempre funciona, te cuento por qué

Las chicas solemos tener muchas amistades, la mayoría de ellas mujeres. Algunas veces formamos parte de un grupo grande, pero en ocasiones tenemos un círculo pequeño de amigos. Esos grupos lo integran solo tres personas. Estoy casi segura de que alguna vez has tenido un grupo de tres amigas, ya sea que las hayas conocido por la escuela, el trabajo o en algún otro lugar. Formar parte de un círculo de tres personas tiene ventajas y desventajas, aunque yo encuentro más de las últimas. He pasado por algunas situaciones que me lo han confirmado, sigue leyendo y te cuento.

Dos se llevan mejor

Por lo regular, en un grupo de personas siempre existen dos que se llevan mejor. Piensan igual o tienen gustos parecidos, todo esto hace que su amistad sea más fuerte. En un grupo de tres amigas esto es una desventaja, porque al llevarse bien dos, la tercera sale sobrando. Me ha pasado de las dos maneras, en la universidad tenía dos amigas, las tres nos sentábamos juntas en las clases, en nuestros descansos estábamos juntas y cuando íbamos a fiestas llegábamos y nos íbamos juntas. Pero ellas dos se llevaban mejor que conmigo. Había veces que sentía que yo quedaba fuera del grupo, platicaban de cosas que yo no tenía idea. Entonces empecé a sospechar que tenían una conversación en Whatsapp en la que no me incluyeron. A pesar de que yo me sentía un poco alejada del trío, nunca deje de ser su amiga. Entendía que ellas compartían un lazo más fuerte que el que tenían conmigo.

Siempre hacen planes sin una

Como siempre hay dos personas que se llevan mejor, todo el tiempo se la pasan hablando y a la tercera la dejan de lado. Esto ocurre también al momento de hacer planes, ya sea para ir al cine, a comer a un restaurante, a hacer ejercicio, etc. Esto me sucedió con mis amigas de la universidad, a veces ellas planeaban salir. Cuando decidían ir al cine elegían ver las películas de terror que para nada me gustan. Aunque claro, en otras ocasiones ellas me dejaban elegir la peli y las tres podíamos pasar un buen rato. Con otro grupo de amigas, pasaba lo contrario, mi amiga y yo nos llevamos muy bien. Y a nuestra tercer amiga había veces que no la tomábamos en cuenta al momento de hacer planes.

Pueden existir celos

Una de las consecuencias de tener una amistad de tres es que pueden surgir los celos. Por suerte, este punto no me ha ocurrido, pero puede que a ti te haya sucedido. Siempre hay una amiga a la cual las otras dos siempre recurren y por ende es la favorita. En ocasiones la amiga favorita trata de tener tiempo para las dos para evitar problemas, pero esto puede provocar celos y empezar una competencia. Cuando esto sucede, ya la amistad no es sana y comienza una disputa por ver quién gana la amistad de la otra. Nunca dejes que esto pase dentro de tu grupo de amigas.

Las cosas buenas

Si bien que dos se lleven mejor y hagan planes sin una pueden ser puntos negativos, también hay cosas que hacen única a una amistad así. Por ejemplo, que formes partes de un círculo de tres personas te da la oportunidad de tener más diversión. También cuando tienes un problema, obtienes dos puntos de vista diferentes y, además, más consejos que puedes seguir. Siempre tendrás el apoyo no sólo de una persona si no de dos. Pertenecer a un círculo así me ha dejado experiencias que recordaré toda mi vida.

Este video te puede gustar