Tuve sexo con mi jefe, ¿renuncio?

Las miradas, abrazos y los coqueteos siempre tienen una finalidad, el punto es ¿cuál es el propósito de hacerlo? Cuando un hombre te llama la atención buscarás la manera de conquistarlo. ¿Qué buscas en él? Eso solo tú lo sabes, pero qué pasa cuando los coqueteos ya han dado resultado y en vez de pensar: “me gusta”, ahora dices: “tuve sexo con mi jefe”. ¿Ahora qué sigue? Descubre qué puedes hacer al respecto.

¡Cero arrepentimientos!

Evita clasificar las situaciones como buenas y malas, Las cosas ya están más que hechas y si lo hiciste fue por una razón. No busques flagelarte con pensamientos o haciendo acciones que te pueda dañar. Después de tener sexo con tu jefe, será importante que te mentalices de que lo ocurrido fue solo una aventura, más si él o tú están comprometidos. Esquiva las historias de amor o la posibilidad de que exista un futuro, quizá se pueda dar, pero ¿crees que sea posible? Solo tú sabrás las posibilidades que existen en esa relación pasional.

Establece reglas

Probablemente, el encuentro sexual se dé en varias ocasiones ¡aprovéchalo!, aclara lo qué buscas de la persona. Establezcan reglas para que ninguno salga perjudicado, menos en el área laboral. Platiquen sobre qué busca cada uno y si el otro está dispuesto a satisfacer las necesidades. Si se van a citar varias veces, hagan las cosas bien y eviten la obviedad. Actúen normal y de forma profesional en el trabajo. Solo ten presente que si es tu jefe, tendrá el poder de tomar decisiones que te afecten y quizá no te gusten.

Sé responsable de tus acciones

Si el acuerdo solo fue que se vería una vez y notas que el jefe continúa buscándote hasta acosarte será mejor que cambies de trabajo. Existe la posibilidad de que empiecen los chantajes, así que afronta las consecuencias de tus actos y realiza lo que mejor te convenga para que tu imagen profesional no sea perjudicada.

¿Te atreverías a involucrarte con tu jefe?

Este video te puede gustar