Tus hijos podrían tener alguna enfermedad mental si presentan estas señales

Cuando somos padres prestamos atención a cualquier señal de enfermedad de nuestros pequeños. El pediatra es uno de los médicos más visitados, pues cualquier posible síntoma debe ser atendido en el momento. Por otra parte, cuando los niños empiezan a tener problemas con otros niños o presentan comportamientos extraños difícilmente se les presta tanta atención. Una enfermedad mental es lo último que un padre quiere para sus hijos.

Lamentablemente las enfermedades mentales y los desórdenes de personalidad no discriminan en cuanto a edad. Hazle caso a tu instinto, cuando sientas que la “etapa” ya duró más de lo debido. Tus conocidos pueden decirte que se le pasará, pero como mamá sabemos perfectamente que algo sospechoso ocurre.

La lista de señales

Esta es una lista de señales a las que debes prestar atención. Fue publicado en el artículo Parenting Through the Storm: Find Help, Home, and Strength When Your Child Has Psychological Problems. (Paternidad en la tormenta, encuentra ayuda en casa para apoyar a tu hijo cuando tiene problemas psicológicos.) Signos de que tu hijo puede estar pasando por algún problema psicológico:

  • Tu hijo tiene dificultades en la escuela.
  • Tiende a ser el bravucón de la clase.
  • Ha intentado hacerse daño a sí mismo.
  • Evade a miembros de su familia y a sus amigos.
  • Tiene cambios de humor muy drásticos.
  • Presenta emociones muy intensas, como rabia o miedo extremo.
  • Le quita energía a las demás personas de la casa y pone a todos de malas.
  • Problemas de concentración.
  • Tiene pesadillas y problemas frecuentes para dormir.
  • Se enferma frecuentemente.
  • Está obsesionado con su peso y apariencia.
  • Come muy poco o casi nada.

Cómo es criar a un hijo con una enfermedad mental

Lo creas o no, los problemas mentales en menores de edad son muy frecuentes. Solo que muy pocas personas hablan de ello. Ser un padre que cría a un pequeño con desorden mental es un trabajo muy duro. Las personas alrededor de estas familias se alejan por miedo, pues estos niños muchas veces acaban en la sala de emergencias por ataques de ansiedad. Los ataques suelen ser mucho más comunes en el aula de clases. Prestar atención a las señales y apoyar a tu hijo con ayuda psicológica puede evitar que se convierta en un caso de suicidio adolescente.

Seguir tu instinto y reconocer que tu hijo tiene actitudes autodestructivas en la infancia es indispensable para que pueda ser tratado a tiempo. Consulta con un especialista. El problema de “humor” que tiene tu pequeño puede ser más que una rabieta cuando es demasiado frecuente.

Este video te puede gustar