Treintañera y soltera, seguro has escuchado esto más de una vez

Ser treintañera y soltera es la peor combinación que puede existir a ojos de muchos. Sí, aunque las mujeres ya tienen derecho a votar, a trabajar y tener una vida digna, el tema de los hijos sigue siendo controversial. Muchos hombres y también algunas mujeres tienen la idea de que las mujeres sólo deben estar en casa atendiendo a la familia. ¡Por Dios! Esa idea es bastante obsoleta y no tenemos por qué creer que así tiene que ser. Hasta el día de hoy, muchos se alarman o asombran cuando una mujer ha llegado al tercer piso y no tiene una pareja con la que compartir su vida. Déjame decirte que eso no es impedimento alguno, al contrario, puedes disfrutar de la vida con o sin pareja. ¡Te lo aseguro!

“Si eres tan exitosa, ¿por qué no tienes pareja?”

El hecho de ser una mujer exitosa no tiene nada que ver con tener o no pareja. Muchas veces resulta complicado encontrar a alguien con quién compartir tu éxito de manera honesta. Me refiero a que hay parejas en las que existe rivalidad porque a uno le va mejor que al otro. Pocas veces te conectas con alguien a quien de manera sincera le da gusto tu triunfo. Ante esto, muchas mujeres optan por recorrer el camino solas, sabiendo que así no hay nada ni nadie que interfiera sus planes.

“¡Eres muy exigente!”

Se vale que seas una treintañera y soltera exigente. Todo lo que has conseguido ha implicado un esfuerzo y no estás dispuesta a compartirlo con cualquiera. No te detengas porque algunos te digan que eres muy exigente o picky. Solo tú decides quién vale la pena para compartir tus logros, triunfos y también las derrotas.

“¿Piensas tener hijos?”

¡Pffff! Seguro es uno de los comentarios que más escuchas, hasta tus papás te lo han dicho. Es entendible que sientas la presión o el bombardeo de comentarios, ¿pero sabes qué? Que te importe un bledo lo que digan los demás. Solo tú sabes cuándo y con quién querrás tener hijos. Incluso si no quieres tener hijos no pasa nada. El hecho de ser mujer no te califica para que debas cumplir con una labor que se nos ha adjudicado sin nuestro consentimiento.

“Tan grande y sigues yendo a citas”

¿En dónde dice cuál es el límite para ir a una cita? De verdad, me sorprende la manera en que la gente puede llegar a ser metiche. En lugar de que se dediquen a arreglar sus asuntos, optan por estar metidos en la vida de los demás. Así tengas 30, 40, 50 o más, tienes el mismo derecho que una quinceañera de ir a una cita.

“¿No sientes que ya fue mucho tiempo perdido?”

La única que decide cómo gastar su tiempo y su vida eres tú. No te preocupes si escuchas que sólo estás perdiendo el tiempo. Si para los demás eso parece, déjalos que crean lo que quieran, mientras tú estés llevando a cabo tus planes, que lo demás no te afecte.

“Ya te has acostado con muchos, ¿no te parece?”

Muchas chicas son juzgadas por todos los hombres con los que se han relacionado. La verdad es que cada una es libre de hacer con su cuerpo lo que le plazca. El único punto que es importante señalar es respecto a la salud. No importa si te relacionas con uno o con muchos, cuídate. Así evitas contraer una ETS o un embarazo no deseado.

“¡Tu reloj biológico sigue corriendo!”

No cabe duda de que los demás parecen ser los más preocupados porque tú no tienes hijos. En realidad tú sabrás en qué momento estás lista para hacerte responsable de alguien más. Si no lo crees así, no hay problema alguno. Disfruta tu vida y haz lo que más amas.

Este video te puede gustar