Tranquila, no eres la única que ha pensado en renunciar a su trabajo más de una vez

Debo confesarte que en todo lo que va de este año, he pensado en renunciar más de una vez. Sí, ya sé que has de estar diciendo”y por qué no te cambias de trabajo y punto”. La verdad es que a pesar de tener esos pensamientos en mi mente, también debo reconocer que me gusta mi trabajo. Quizá cada vez que pienso en mandar al carajo todo es porque he tenido un mal día y arremeto contra todo. Por cierto, espero que mi jefa no esté leyendo esto.

La info tiene respaldo

Suena gracioso lo que digo e incluso podrías pensar que exagero o que soy dramática. De hecho hay investigaciones al respecto en las que se comprueba que muchas mujeres hemos hecho lo que yo: querer renunciar a nuestro empleo en más de una ocasión. El Association of Accounting Technicians investigó sobre la vida laboral de las mujeres y lo que descubrió es demasiado interesante. De acuerdo a lo investigado, la mayoría de nosotras pensamos en renunciar a nuestro trabajo alrededor de 17 veces al año. Por si fuera poco, también solemos pensar en buscar un empleo completamente distinto o una carrera diferente, al menos 10 veces en el año. ¡Impresionante, no crees!

Razones para querer renunciar

  • Tu jefe. La razón principal por la que pensamos en renunciar, es porque nuestro jefe en lugar de ser líder; sólo es jefe. No tiene empatía por sus trabajadores, sólo ve los beneficios que él obtendrá y es su única prioridad.
  • Compañeros odiosos. Es normal que no nos llevemos bien con todo mundo y en el trabajo también sucede. Vemos muchas sonrisas día con día pero pocas de ellas son sinceras. Sin embargo, nunca falta el compañero odioso, que siempre quiere hacerte la vida imposible.
  • El acosador. Cuando trabajas con hombres y mujeres, a veces está el compañero que quiere ligarse a todas y en su afán de eso termina siendo acosador.
  • Bullying. Sin importar si son mujeres  hombres, hay quienes empiezan con bromas, pero terminan siendo insoportables y llega un punto en el que ya nadie quiere estar cerca de ellos.
  • Las horas laborales. Tenemos en claro que todos necesitamos trabajar, pero a veces los tiempos que nos hacen trabajar son excesivos. Incluso eso sería lo que puede hacer que quieras renunciar.

¿Te ha pasado?

Este video te puede gustar