Todos tenemos a la mejor mamá que nos pudo tocar

No es de extrañar que cada una de nosotras asegure tener a la mejor mamá en la faz de la tierra. Tanto tú como yo pensamos eso. Es válido y justo por eso es que mamá merece todo nuestro amor, nuestro apoyo y nuestra admiración. Justo en estos días me he sentido muy sensible respecto a ese tema. Hace poco me convertí en mamá y sin duda ha cambiado mi perspectiva de la vida. Si antes ya valoraba a mi madre, ahora lo hago al doble, pues ahora veo las cosas como ella las ha visto desde el día que se entregó por completo a mis hermanos y a mí. Por eso quiero agradecerle y decirle cosas muy lindas que, estoy segura, tú también querrás compartir con tu mami.

Te admiro

Sé que no eres un ser perfecto y justo por eso te admiro, porque has sacado la fuerza de tu interior. Eres como una luz entre mucha oscuridad y por muy difícil o cansado que sea el problema, no te apagas para poder acompañarnos en esta travesía llamada vida. Te admiro y amo…

Porque sacrificaste muchos de tus sueños

Ser mamá es trabajo de tiempo completo, en el que muchas veces dejaste de hacer cosas que amabas con tal de hacer nuevas cosas que amas. Te pido perdón si absorbimos demasiado de tu vida, convirtiéndonos en seres egoístas que no permitimos que llevaras a cabo tus sueños o anhelos. Ahora sé que…

Porque no sólo eres mamá

Como dije, convirtiéndote en madre, tu vida cambia. Eres la mejor mamá porque además de ser eso, eres hija también, hermana, sobrina, esposa y abuela.

Porque aunque no te diga nada, me conoces a la perfección

No importa si tengo 5, 10 o 30 años, eres la única que me conoce a la perfección. Ya sea porque te platico algo, porque no digo nada y tú sólo me observas. Porque tienes varios hijos y a todos nos conoces de un modo que nadie más podrá descifrar jamás. Te amo…

Porque aunque te vea como mi super héroe, sé que también te puedes quebrar

Mantienes la fuerza cuando sabes que es necesario, pero también te desquebrajas como cualquier ser humano. Eso me encanta de ti, que no temes mostrar que también te cansas, que también sufres y que también tienes miedo. Ahora nos toca a mis hermanos y a mí velar por ti y nuestro padre. Te amo…

Porque no me juzgas

Aunque a veces tomo las decisiones menos adecuadas, siempre estás ahí. Nunca me dejas sola, incluso cuando sabes que me daré un golpe que ya me habías advertido. Gracias por no dejarme sola…

Y encuentras las palabras perfectas de consuelo

Siempre tienes las palabras exactas para mí y eso lo valoro como no tienes idea.

Eres mi modelo a seguir

Y te respeto y amo por ello

Este video te puede gustar