Todo se vale en el amor, ¿cierto o falso?

Esta vieja frase que dice “en el amor y la guerra todo se vale” se ha propagado como un cáncer por todo el mundo como la proclamación de amor más grande. Sin embargo, ¿define la forma en la que debemos buscar el amor? Durante muchos años, tanto hombre como mujeres han adoptado esta frase como una muestra de amor infinito. Sin embargo, es solo una excusa para justificar los actos inmorales que los humanos solemos cometer al buscar el amor. Lo dice el ex que solo busca sexo y vuelve a enamorar a su exnovia por un rato. Lo dice el hombre o mujer que engaña a su cónyuge y, al mismo tiempo, a su amante sobre sus sentimientos, y así la lista podría ir creciendo. Lo que nos lleva a lo que realmente puedes hacer y lo que no cuando estas en busca del amor.

No puedes amar de forma imprudente y salirte con la tuya

¡Aguas!, no puedes ir por el mundo buscando el amor verdadero dejando a tu paso cuantos corazones rotos quieras. Si lo que buscas es una pareja, se vale salir con muchos, con la responsabilidad que esto implica. Es decir, no darle alas a la persona que no te gusta solo porque quien te gusta no te hace caso. O enamorar a diestra y siniestra y al final darte la vuelta e irte. Puede que la frase “en el amor todo se vale”, aplique en este comportamiento, pero al final el karma terminará llegando a tu vida.

La guerra es igual que el amor

Hay chicas solteras que buscan amor y lo que pretenden es dominar al hombre que les gusta. Tengan cuidado, el amor no es un juego en el que uno de los dos debe rendirse ante el otro. Encontrar el amor es tener libertad como individuos dentro de una relación de amor. La guerra aprisiona mientras que el amor debe ser libre.

¿Qué es justo en el amor?

 

Nadie puede definir lo que es justo o no en el amor. Todo depende de los valores con los que has crecido toda tu vida. Para algunas mujeres se vale intentar enamorar a un hombre con compromiso, cuando para otras eso es pecado mortal. ¿Quién es la buena y la mala en este asunto? Ninguna de las dos. Si bien es cierto que en el amor no existen las reglas, también es cierto que cada ser humano es único y diferente. Ninguno está bien ni mal, todo depende de los ojos con que miren la situación.

Finalmente, recuerda que nada en esta vida es blanco o negro. El amor esta repleto de matices grises y diferentes para cada persona. Solo cuando logras compenetrarte y ser empática con la persona que amas encontrarás un amor más puro y verdadero. 

Este video te puede gustar