Todo lo que quiero que mi hija sepa antes de cumplir 10 años

Querida hija, desde el día que supe de tu llegada mi vida cambió por completo. Jamás imaginé que alguien tan pequeño y a quien no conocía vendría a darle un giro revolucionario a mi vida. Debo reconocer que en cuanto supe de ti sentí felicidad, pero el miedo también me invadió. Quisiera que tu vida fuera sencilla, pero sé que no puedo protegerte de todas las cosas malas a las que algún día podrías enfrentarte. Lo único que puedo hacer es darte las herramientas necesarias para que afrontes cualquier situación con la cabeza en alto. Así que es importante que sepas varias cosas antes de cumplir 10 años. ¿Tal vez te preguntes por qué antes de los 10 y no de los 20 o más? Bueno, al tener 10 años, aún puedo ser tu principal consejera, pero una vez que entres en la adolescencia, las cosas se pueden mostrar un poco turbulentas. Para ese entonces deseo que ya tengas en claro lo más importante para que seas una gran y fuerte mujer.

El amor es cosa de dos

Tal vez a ti ya no te toque ver pelis en las que las chicas esperan a un hombre que las rescate de su “espantosa” vida antes de ellos. Aún así quiero dejarte en claro desde antes de cumplir 10 años que el amor es cosa de dos. No por ser mujer tienes que atender del otro y ser la responsable de lo que ocurra en tu vida y en la suya. El amor es grandioso y sin duda una de las mejores experiencias, cuando las obligaciones y beneficios son para los dos. De lo contrario, estás en una relación donde no hay amor, sino lucha de poder.

No te sientas culpable por decir NO

Debo decirte, querida hija, que a ojos de la sociedad, las mujeres debemos ser sumisas, estar al servicio de los demás. Sin embargo, eso es totalmente FALSO. Ser mujeres no nos hace menos capaces o nos da la obligación de tener que encargarnos de otros. Incluso dentro de la familia, círculo de amigos o en donde sea, eres la única responsable de las decisiones que tomes.

Si quieres ayudar a alguien porque te nace hacerlo, hazlo. En caso de que no quieras ayudar a alguien, no lo hagas. Ni siquiera porque te sientas comprometida con las personas tienes que hacer algo que no quieres. Créeme, en más de una ocasión te echarán eso en cara y habrá quien se sienta ofendido de ello. Sin embargo, no tienes porqué sentirte mal por lo que otros piensen de ti. Ya lo dije, nunca hagas nada que no quieras hacer con tal de quedar bien con los demás.

Tú eres lo más importante para ti

La primera y única persona de la que debes preocuparte siempre es de ti misma. Si estás bien contigo, puedes ayudar a los que están a tu alrededor. De lo contrario, no podrás darle a los demás lo que no procuras contigo misma. Suena complicado y tal vez lo sea (pues nos han enseñado a enfocarnos siempre en los demás y al final en nosotras), pero si desde ahora lo aprendes, la vida será más simple para ti.

Tu belleza no depende de lo que digan los demás

Ya sean otras mujeres, alguna pareja y la sociedad, siempre querrán encuadrarte en un estereotipo de belleza. Tranquila, tú eres hermosa como eres y mientras tú te aceptes y ames, las opiniones de los demás no importan. Sí, antes de cumplir 10 años, es mi labor enseñarte a amarte tal cual eres para que aprendas a ser feliz contigo misma.

La soledad no es mala

No te sientas mal si todo el tiempo no tienes una pareja o alguien que te acompañe en tus locuras. Ver a la soledad como un amigo y no como un enemigo, te ayudará mucho. Estar sola no tiene nada de malo, aprendes más de lo que imaginas. Ya llegará la persona indicada en el momento correcto, no presiones las cosas nunca.

Ser madre no es obligatorio por ser mujer

Seguro encontrarás a muchas personas que te presionen por tener hijos o por casarte, por el simple hecho de ser mujer. No te preocupes, la única que va a decidir si quiere eso en su vida eres tú. No te sientas mal si no quieres casarte o tener hijos. Es tu derecho.

Este video te puede gustar