Todo lo que pasa por la mente de una chica al tener sexo oral

Una de las cosas respecto al sexo, que causa mucha controversia es el sexo oral. Para algunos es lo mejor, mientras que otras parejas prefieren evitarlo a toda costa. Las causas por las que eso sucede, pueden ser miedo, pena o no autoexplorar el cuerpo primero. Sin embargo, es curioso saber lo que pasa por la mente de una chica o de un chico. En este caso, te contaré un poco sobre las ideas que pasan en las mentes femeninas.

Lo que pasa por la mente de una chica…

“¿Por qué diablos ya lleva tanto tiempo en mi pecho y no va más abajo?”

“¡Yei! Me gusta cómo se siente.”

“Ash, por qué se mueve como licuadora desquiciada.”

“¿¡Qué!? ¡Sexo oral! Diablos y no me di una depilada.”

“¡Espera, espera! No me he bañado.”

“¡Uy! Ese movimiento sí que me gusta.”

“Ya llevamos mucho tiempo ahí y no logro llegar al orgasmo.”

“Creo que no llegaré, los movimientos no son suficientemente buenos.”

“¿Dónde habrá aprendido a hacer eso?”

“Muy guapo y todo, pero no me hace llegar al clímax.”

“No dejes de hacer eso que siento riquísimo.”

“Creo que me gusta más el sexo oral que la penetración.”

“¿Y si no encuentro a alguien más que lo haga así de bien?”

“Esto se pondría mejor con un poco de jarabe o chocolate.”

“Quiero más, mucho más.”

“Ay no, prefiero que deje de hacerlo.”

“Tengo ganas de hacer pipí.”

“No entiendo por qué a los hombres les gustan tanto hacer esto.”

“Mejor me volteó y pasamos a otra cosa.”

“¿Sexo oral? ¡No, gracias!”

“Cómo le digo que así no me gusta.”

“Se siente rico, pero a la vez me resulta un poco incómodo.”

“No dejes de hacer eso, por favor.”

Deja de tener miedo o pensar en los tabúes respecto al sexo oral. Atrévete a experimentar nuevas sensaciones de manera consensuada.

Este video te puede gustar