Todo lo que no te dije cuando éramos novios, y ahora me arrepiento

Aunque ya no estamos juntos, debo confesar que te extraño y que si la vida me diera una nueva oportunidad, haría muchas cosas de otra manera. Tú eras un lucero en mi camino y tal vez no supe aprovechar eso porque creí que te tenía asegurado a mi vida. Que tonta fui al cometer los mismos errores una y otra vez y no darme cuenta de las cosas que estaba haciendo mal. Ahora que ya no estás aquí, veo todo con más claridad. Sé que los dos cometimos errores, pero me arrepiento por todo lo que no te dije o por todo lo que hice sin tener motivo alguno. Tal vez leas esto, tal vez no. Sólo quiero sacarlo de mi ser para poder continuar, con tu recuerdo en mi mente.

Por peleas sin sentido

Luego de salir contigo, conocí a otros chicos, que se enojaban por la forma en que me comporto o porque tengo muchos amigos hombres. En tu caso, jamás te enojaste cada vez que te decía que saldría con mis amigos y tú no querías ir conmigo. No entendía que estabas respetando mi espacio y terminaba peleando contigo porque quería llevarte conmigo a todas partes. Muchas veces me lo dijiste, “siempre hay un espacio para todo pero quiero que sigas siendo tú y que disfrutes de tus amigos conmigo y sin mí”. Ahora que no estás, sé que muchas de las peleas que comencé no tenían un sustento lógico y no sabes como me arrepiento de ello.

Perdón por mis celos

En muchas ocasiones no te dije todo el miedo que me daba perderte. Sólo actuaba, reaccionaba y me enojaba por cosas sin sentido. En más de una ocasión hice escenitas que no tenían razón alguna. A pesar de eso siempre trataste de comprenderme, pero más bien era yo quien no sabía que pasaba conmigo. No entendía por qué las cosas eran así y eso me volvía loca.

Extraño tus mimos

A pesar de todo, siempre fuiste muy cariñoso y comprensivo conmigo. Adoraba cada vez que me abrazabas tan fuerte que sentía que ese era el lugar más seguro para mí. Extraño tus besos de sorpresa, que me tomes de la mano aunque estuviéramos sentados en casa viendo una película. Te extraño tanto a ti…

Extraño platicar contigo

Eras mi mejor amigo, mi confidente, mi cómplice. Sé que no te dije eso jamás, pues muchas veces me ganaba el orgullo. No te dije lo importante que eras en mi vida y tal vez te cansaste de dar más por los dos y que yo no hiciera algo al respecto. Lo siento…

No te valoré cuando me acompañaste en los malos momentos

Como dije, pensé que siempre estarías ahí y mírame ahora. Sola, luchando contra el mundo, sin tenerte de apoyo a mi lado, para no dejarme caer aunque las cosas se pusieran muy mal. De verdad no sabes cuánto lo siento.

Me arrepiento de no haber luchado más por ti

Aunque vi que te marchabas, no hice algo por tratar de salvar nuestra relación. Me resigné tan fácilmente que sólo vi cómo te ibas, aún con la esperanza de que yo recapacitara. Ahora sólo me resta desearte lo mejor, sé que lo mereces.

Este video te puede gustar