Todo lo que me hubiera gustado que me enseñara mi madre hace mucho tiempo

A pesar de que he tenido una buena relación con mi madre, debo reconocer que hubo algunas cosas que hubiera preferido que me dijera desde hace mucho tiempo. Tal vez no tocaba esos temas conmigo por pena o porque no tenía idea de cómo hacerlo. Sin embargo, cuando trató de explicarme varias cosas, ya era algo tarde porque ya las había experimentado, ya me había dado un buen trancazo o ya las había tenido que aprender yo a modo de sobrevivir.

No te quedes con el primer hombre que te prometa que te bajará la luna y las estrellas

Tal vez eso ni siquiera lo sabía mi madre, pues ella misma lo hizo. Durante mucho tiempo se quedó con un hombre que no amaba tanto, sólo por miedo de estar sola. Luego llegó mi padre y esa ya es otra historia. Pero nunca me advirtió sobre eso, sobre que no debo escuchar ciegamente las palabras de un chico. Antes de decidir quedarme con el primer chico que me diga que me ama, debo conocer a muchos chicos. Así me daré cuenta de que todos son diferentes, que algunos tienen buenas intenciones y otros no tanto. Para cuando me di cuenta de eso ya había sufrido una terrible decepción.

Aprende a conocer tu cuerpo

Hubiera preferido que mamá me dijera hace mucho tiempo que lo primero, para tener una vida sexual exitosa, es conocer mi propio cuerpo antes que el de otro. Si yo conozco mi cuerpo, sabré qué me gusta y cómo. Obviamente eso lo supe después de haberme metido con el primer chico. Fue hasta ese momento que decidí conocerme a fondo.

Antes de irte a vivir con alguien, vive sola

Tal vez por la forma en que mi madre fue educada, creyó que para que tuviera estabilidad en todos los aspectos, lo mejor era vivir con alguien más. Así esa persona me ayudaría y me protegería en todo momento. Sin embargo, no siempre resulta tan bueno como parece. Si de verdad queremos que funcione algo con alguien, la mejor opción es vivir primero sola y ya después compartir el tiempo y las experiencias con el otro.

No gastes todo el dinero que tengas en tus antojos, aprende a ahorrar

Si es bueno de vez en cuando gastar en esa blusa que tanto te gusta o en esa hamburguesa que se te ha antojado. Incluso en esos hobbies que tenemos, pero lo principal es saber administrar el dinero. Si no ganas mucho, no debes gastar más de lo que puedas pagar. Y de hecho, aunque ganes mucho, debes saber administrar tu dinero y no querer terminar con todo lo que te pagan cada quincena.

Este video te puede gustar