Todo lo que he aprendido al llegar a los 30

Llegar a los 30 parece ser muy sencillo, pero la realidad es todo lo contrario. En lo personal, puedo decirte que aunque llegar a esta edad no ha sido nada sencillo, he aprendido más de lo que pude imaginar. Si tú aún no llegas a esa edad, checa esto para que tengas más claro cómo será el panorama en ese momento. ¿Estás lista?

No cualquiera puede ser llamado amigo

Mucha gente podrá hacerse llamar tu amiga, pero la realidad es que de todos esos que lo presumen, muy pocos lo son de verdad. Su lealtad se irá demostrando conforme las situaciones y ahí será donde descubras quiénes son los que estarán contigo para toda la vida en las buenas o malas.

No te preocupes por lo que otros digan de ti

Si vives de lo que otros digan de ti, estás perdida, Jamás te enfoques en las opiniones de otros sobre ti. La única opinión que debe importarte es la tuya.

Da sin esperar recibir nada a cambio

No importa si se trata de un regalo, un abrazo, un te quiero o cualquier otra cosa. Siempre que des, dalo porque te nace hacerlo y no porque estés esperando que la otra persona vaya a hacer lo mismo por ti. Créeme, sentirás mucha satisfacción.

No todos los que dicen admirarte, lo hacen

Mucha gente sólo habla por hablar, por quedar bien, porque no sabe ser real. De todas las personas que dicen admirarte, sólo pocos lo hacen de verdad. Los otros en lugar de eso, te tienen envidia.

Valoras tu tiempo y no se lo das a cualquiera

Al llegar a los 30, comprendes el valor de tu tiempo y a partir de este momento no permites que tu tiempo se gaste con cualquiera. Prefieres hablar con la verdad y decir lo que quieres para saber si la otra parte quiere lo mismo y sino, next.

Aprende a decir no

No importa si es a tu familia, a tus amigos, a tu pareja, a tu jefe. Aprende a respetar tus límites, no termines cediendo sólo por complacer a otros.

No te estreses por todo

Sí, ya sé que el trabajo a veces es agobiante, pero no lo es todo en la vida. Hay muchas otras cosas que son más importantes, no permitas que tu salud física y mental se vean afectadas por el estrés.

La persona que quiera estar contigo, no pondrá excusas

Así de claro.

Cuida de ti, por dentro y por fuera

Date tiempo para ti, se vale y es lo mejor que puedes hacer por ti misma.

Tranquila, no siempre sabrás lo que haces con tu vida

Olvídate del mito de que al llegar a los 30 ya sabes qué onda con tu vida. Nada que ver, muchas veces dudarás sobre si estás en el camino correcto. En otras ocasiones, querrás tener nuevas experiencias y se vale.

Si vas a gastar, que sea en viajes

Olvídate de querer gastar en una fiesta o en una bolsa super lujosa. Lo mejor es que gastes en viajes, en experiencias, en cosas que se guardarán en tu corazón.

Este video te puede gustar