Todo lo que entendemos las que somos chismosas por naturaleza

Seguro has escuchado en más de una ocasión que las mujeres somos las más comunicativas. Eso no es del todo cierto. Yo conozco a muchos hombres a los que les gusta el chisme tanto o más que a mí. Sin embargo, también me queda claro que habemos algunas chicas que somos chismosas por naturaleza. Sí, ya sabes, todo mundo recurre a nosotras porque siempre tenemos la primicia de cualquier noticia del barrio, de la escuela y de los novios. Así que si eres igual de chismosa que yo, seguro sabes de lo que hablo. Por cierto, no te sientas mal por serlo, no tiene nada de malo. Mejor aceptarlo que vivir en la negación, ¿no crees?

No toleras que te digan “mañana te cuento”

La peor traición que puedes recibir por cualquier persona que conoces es que te diga “amiga, tengo un chisme” y justo cuando estás puestísima a escuchar todo, salga con que “mejor mañana te cuenta”. Yo me pregunto, ¿para qué diablos me dicen que me van a contar algo si luego deciden hacerlo hasta el día siguiente? Si me dices que me vas a contar algo que sea en ese momento, si no, mejor evita hacer que mi corazón se acelere y ya que me lo vayas a decir lo haces, sin problema alguno.

Las screenshots son infalibles

Ahora con las maravillas de la tecnología, agradezco que existan las capturas de pantalla. Gracias a ellas puedo tener todos los chismes de primera mano. No es lo mismo que me escriban mis amigas y me cuenten “a medias” lo que pasó. Resulta mejor si me mandan las capturas para saber qué dijo la otra persona y qué fue lo que dijeron ellas. Así sé si las debo regañar o no por la forma en que actuaron. A veces hay que ser muy duras con las personas para contestar y mis amigas parecen tiernos y apapachables borreguitos.

Te apodan Pedro Sola

Pedro Sola es un conocido personaje de la televisión mexicana. Trabaja o trabajaba (la verdad lo desconozco) en un programa de chismes. Lo que lo hace un ser especial es la forma en que contaba sus chismes. Sin duda, en cada programa llevaba una buena noticia y eso lo hacía sobresalir de los demás. Las que somos chismosas por naturaleza, seguro en más de una ocasión hemos sido apodadas como Pedro Sola. La verdad es que en vez de enojarnos, agradecemos el apodo, pues sabemos el trasfondo que tiene.

Los audífonos te encubren

No importa si estoy en el trabajo, en el transporte público o en otro sitio, la técnica infalible para enterarme de lo que dicen los demás es usar mis auriculares. De esa forma engaño a todo mundo haciéndoles creer que estoy escuchando música pero no es así. Solo camuflo un poco mi habilidad chismosa y así me entero de los pormenores sin ser juzgada.

Ninguna contraseña es un freno para ti

Muchas veces mis amigas recurren a mí para que las ayude a descubrir algo. Ya sea “stalkeando” o averiguando contraseñas. Siempre funciona y ellas obtienen la información que desean. Me siento orgullosa de mi don, pues estoy segura de que podría entrar a trabajar al FBI sin problema alguno.

Estás al tanto de las peleas de tus amigos en redes

Como vives del chisme, sabes que siempre hay que estar al día. Es por eso que te mantienes al tanto de lo que pasa con tus amigos y con los que no lo son. Así, siempre tienes de qué hablar y todos recurren a ti para saber qué pasa en la vida de los demás.

¡Me encanta el chisme!

Este video te puede gustar