Todo lo que conlleva ser un signo de agua

Todas estamos regidas por un signo que el universo nos ha dado de acuerdo al día y mes en que nacimos. Nos guste o no, eso habla mucho de nuestra personalidad. Además de regirnos por un signo específico, el zodiaco se divide en cuatro elementos: fuego, aire, tierra y agua. Dependiendo del signo que seamos, estamos dentro de una categoría. Ser un signo de agua no es nada sencillo, aunque debo reconocer que algunas de las mejores personas están dentro de esta selección.

Lo que representa ser un signo de agua

El agua es vida, renovación; con este elemento se puede hablar del instinto o de las sensaciones. Recordemos que el agua puede ser completa calma o lo contrario. Por lo tanto, las personas bajo el signo de agua pueden ser las más tranquilas y de un momento a otro convertirse en un huracán. Para los regidos por el agua a veces les es complicado contener sus emociones, dejándose llevar por ellas en más de una ocasión. Además de ser sensibles y emotivos, también son generosos y empáticos con los seres que aman. A pesar de eso son introvertidos y casi siempre sienten más que los demás.

Qué planeta o astro los rige

Cada signo está influenciado por un planeta, que determina en cierta medida la personalidad de todas nosotras. En el caso de los signos de agua estos son los astros que los rigen.

  • Cáncer. Regido por la luna, hace que Cáncer sea un signo frágil. A veces eso es contraproducente, pues su imaginación no tiene límites y eso hace que salga de la realidad.
  • Escorpión. Se rige por los planetas más oscuros del sistema solar. Marte y Plutón hacen que su personalidad parezca de las tinieblas. Escorpión es apasionado, vive con intensidad. Estar cerca de él puede ser como andar por la montaña rusa.
  • Piscis. Neptuno se encarga de Piscis, ayudándolo en su creatividad.

¿Y el amor?

Son románticos y muy desbordantes con la gente que aman. Lo malo es que desconfían mucho y eso puede hacer que la gente se aleje de ellos.

Este video te puede gustar