Todas tenemos una Cristina Yang en nuestro grupo de amigas

Seguramente has escuchado hablar del personaje de Cristina Yang, fiel amiga y “persona” de la icónica Meredith Grey. Ella es especialista en el área de cardio y se caracteriza por su personalidad tan fría como divertida. Probablemente en tu grupo de amigas, haya alguien que se parezca a ella.

Es super ñoña

Yang era una de las internas más ñoñas que tuvo la doctora Bailey. Siempre destacó por estudiar en cada momento que tenía libre. Buscaba alternativas para todas las problemáticas médicas que se presentaban. Además, quería ser reconocida a nivel mundial y ser recordada como  una de las mejores doctoras de cardio.

Odia el contacto físico

Si algo distingue a Cristina Yang, además de su inteligencia, es su poco contacto humano. Realmente fue una bendición que eligiera a Meredith como su amiga. Cristina realmente odia el contacto físico de personas que no son allegadas a ella.

Le “encanta” mostrar sus emociones

Otro de los aspectos que te indicarán si tu amiga es como Cristina, es que realmente le cuesta trabajo mostrar sus emociones. Sean buenas o malas, es algo que si por ella fuera, evitaría a toda costa.

Con unas copas de más es otra

Cuando está en sus cinco sentidos, muchas veces podría pasar inadvertida. Más bien ella se identificaría con un ratón de biblioteca. No obstante, si toma unas copas, cambia radicalmente y es tan valiente que podría besar a quien sea sin problema alguno.

Odia complicarse la existencia

No le gusta que su mente se clave en algún problema, prefiere dejar que todo fluya. Sabe que en cualquier momento pasará el dolor, así que no desgasta tanto sus energías en ello.

No tiene problema en decir las cosas como son

Al no tener tanto problema con lo que pasa a su alrededor, tampoco tiene problema en decir las cosas como son. Si le cae gordo te lo hará saber sin ningún problema y sin tacto. Las cosas como son: directas y de frente.

Si te elige como su “persona”, valóralo

Entre todas las personas te eligió a ti como la persona más importante. Eres la única que conoce su otra faceta, esa donde demuestra sus emociones y pensamientos. No todo es como parece y tú lo sabes mejor que nadie, ¿verdad?

Este video te puede gustar