Todas merecemos un clítoris feliz… la clave para tener mejores orgasmos

Como les he mencionado muchas veces es nuestra responsabilidad y derecho tener una vida sexual sana y placentera. Para conseguirla debemos mantenernos saludables, hacernos chequeos generales y autoexplorarnos. Sólo así sabremos qué nos gusta y qué no. En este sentido las mujeres la tenemos un poco más fácil pues la respuesta está al alcance nuestras manos. Para ser más exactas, en el clítoris. Si aprendemos lo necesario para mantenerlo sano y feliz, nosotras también lo seremos.

Es el único órgano destinado al placer

Así como lo lees: el clítoris es el único órgano cuya función es proporcionar placer. Esto se debe a las miles de  terminaciones nerviosas que posee. Estas terminaciones se conectan con distintas zonas erógenas, como los senos.  Su tamaño varía, pero no es tan pequeño como todos creen. Éste puede llegara a medir 10 cm, sólo que la mayor parte se encuentra dentro de las paredes vaginales.

 La ubicación de tu clítoris es importante

En este caso el tamaño no es tan importante, pero la ubicación sí. Los expertos afirman que la distancia entre el glande del clítoris y la abertura de la vagina son determinantes a la hora de alcanzar el orgasmo. Por tanto, entre más cercanos estén, más posibilidades tendrás de conseguir un orgasmo. Sin embargo, si la distancia no es corta siempre habrá juegos previos y estimulación que te permitirán llegar al clímax más fácil de lo que crees.

Puedes y debes ejercitarlo

Para conseguir mejores orgasmos debemos incluir al clítoris tanto en el juego previo como en la pentración. Sin embargo hay ciertas cosas que debemos tomar en cuenta.  Si eres muy sensible evita tocarlo directamente, mejor tócalo por encima del glande. De esa forma podrás sentir sin irritarte, también debes hacerlo de forma gradual. Jamás comiences a estimularlo rápidamente o podrías irritarlo, lo mejor es de menos a más. También pide a tu pareja que muerda alrededor de él, pero muy suavemente; de lo contrario podría lastimarte. Por último, usar vibradores puede ser una buena idea, pero recuerda hacerlo poco a poco.

¿Cómo mantienes feliz a tu clítoris?

Este video te puede gustar