Todas estas señales indican que eres una drama queen

Si has escuchado que tus amigos, familia o novio te dicen drama queen, ¡felicidades! Te encuentras del otro lado del drama común. No olvides que existe una enorme diferencia entre hacer una escenita de vez en cuando y hacerlo siempre y por todo.

Señales de que eres una drama queen

Con las señales que te presentamos a continuación podrás saber si tu exageración se encuentra en un rango aceptable o no. Déjame decirte que entre más señales juntes, estás más cerca del título de drama queen. ¿Te atreves a averiguarlo?

Te encelas hasta con tus amigas

Es normal que tengas amigas y también es normal que esas amigas tengan más amigos. Recuerda que así como ellas no son las únicas en tu vida, tú no lo eres en la de ellas. Si te enteras de que tu amiga sale con otras amigas o se toma fotos, enfureces. Relájate, tu amiga tiene derecho de tener otras amistades.

Reality show

Te identificas con cada reality que ves, porque sabes que siempre habrá chismes frescos. Las peleas entre los participantes te entretienen bastante.

Las pequeñeces causan caos en tu vida

Si eres una total drama queen, así sea la situación más banal, terminas dándole más importancia de la que merece. ¿Cómo lo sabes? Te estresas y pasas mucho tiempo pensando cómo solucionar ese problema. Además, te cuesta guardar los secretos, pues quieres que todo el mundo se entere. Antes de hacerlo, piensa si vale la pena perder amistades por inmiscuirte en los chismes.

Centro de atención

Piensas que una chica dramática se caracteriza por tener sentimientos fuertes o ser muy expresiva. Es una idea errónea, porque un drama no implica que seas una mujer fuerte. Evita hacer berrinches cuando las cosas no salen como lo deseas. Incluso con tu novio debes tener cuidado por la forma en como te comportas. Si te gusta enojarte y cortar a tu novio cada que lo deseas, sé más precavida. Tu novio podrá quererte mucho, pero llegará un momento en el que se cansará.

Todos conspiran en tu contra

A veces sientes que todo el mundo te da la espalda, pero no es así. Es necesario que asumas una actitud más relajada. No a todos les cae bien alguien que se hace víctima cada vez que le conviene.

Este video te puede gustar