Tips para que una discusión con tu pareja no se vuelva enorme

Las discusiones de pareja son lo peor y sin embargo, no se pueden evitar. Una pareja que vive momentos felices, también a veces debe enfrentar desacuerdos y puntos de vista opuestos. Encontrar la forma de superarlos ayuda a crecer emocionalmente e individualmente. No obstante, para que una discusión no se descontrole, se vaya de las manos y se convierta en un problema enorme, te doy estos estos buenísimos tips.

No alzar la voz

¡Uy no! Así la discusión con tu pareja se volverá enorme y será imposible terminarla en buenos términos. Primero que nada, alzar la voz es una falta de respeto y, segundo, la situación va a empeorar más de lo que te imaginas. No es el mejor tono para una discusión, lo indicado es respirar profundamente, relajarte y hablar con el tono apropiado.

Quedarse callados

Esto es más orgullo que cualquier otra cosa. Para solucionar sus problemas, tienen que hablar. Es importante tener una buena comunicación de pareja, en todo momento aunque la situación no sea la más agradable. Ni el sabrá qué está pasando contigo ni tú tampoco y claro, malinterpretarán sus pensamientos. Al final dirán cosas sin sentido que no tiene nada que ver y hasta podrían terminar por una estupidez.

No traer asuntos del pasado

Sí eso ya quedó atrás ¡déjalo ir! No es válido traer asuntos del pasado a la discusión presente, solo para que tú ganes esta vez. Esto no se trata de quién gana o quién pierde, sino de solucionar sus problemas para moldear una relación más estable. Sin duda hacer esto hará que la discusión se vuelva enorme así que ¡evítalo!

No echarle más leña al fuego

¿Son adultos o son niños? Sí estás insistiendo en que él tiene la culpa y no admites tu responsabilidad, la discusión jamás va a terminar. Actúen maduramente, en serio que es lo mejor que pueden hacer.

Evita controlar la situación

Esto puede parecer más a la manipulación y claro, las malas interpretaciones nunca son buenas. Ambos deben hablar para así controlar la situación como se debe, calmarse y estar bien de nuevo.

Llorar no va a ayudar

Yo sé y lo he pasado, a veces somos tan emocionales que no podemos evitar las lágrimas en una discusión. Y aunque no lo creas esto hará que la discusión se vaya de las manos. Si aparecen las lágrimas ponle pausa, serénate y después prosigue con lo que estaban discutiendo.

Desquitarse mucho menos

¿Te gustaría que tu pareja se desquitará contigo por esta discusión? A ninguna persona le encantaría eso, así que ambos por favor no actúen como niños y no intenten cobrarse cada pelea.

Este video te puede gustar