Tips para sacar tu primera tarjeta de crédito

Ah, la tarjeta de crédito. Cuando era pequeña me emocionaba mucho la idea de tener una. Ya saben, querer crecer antes de tiempo. Primero tuve una de esas tarjetas que les dan a los niños o adolescentes para que aprendan a ahorrar. Años después tuve una de crédito, pero mi padre la sacó por mí y la dejé de usar. Al decir “primera tarjeta de crédito”, me refiero a la primera que una saca con su trabajo. Esa que tramitas sin la ayuda de papá o mamá y marca una pequeña parte de tu vida adulta. A pesar de que tienes a tus padres para aconsejarte, conocer la experiencia de otra persona no está de más. Estos son algunos tips que te quiero compartir para cuando solicites tu tarjeta de crédito.

Investiga muy bien los beneficios de cada banco

Lo admito, yo la verdad no conocía muy bien los términos del banco ni cosas por el estilo. Sin embargo, debes estar muy atenta al preguntar qué requisitos necesitas para sacar una tarjeta. Lo mejor es comparar, porque algunos bancos te piden que deposites cierta cantidad, pero si la cuenta se queda en ceros, la tarjeta se cancela. Otras instituciones te piden menos cantidad, pero te cobran otra durante un tiempo, ¿me explico? Cada banco tiene sus detalles y por ello debes investigar. No tengas miedo de decirle “no” a los del banco, recuerda que su trabajo es persuadir a la persona para que diga “sí”. Si no te sientes del todo convencida, entonces piénsalo, porque esos pequeños errores o miedos pueden costarte dinero.

Asegúrate de que la sucursal esté en un punto medio

Mi gran error fue ir a una sucursal que estaba cerca de donde vivía antes. Ahora estoy demasiado lejos de ese lugar, y si quiero hacer alguna aclaración o trámite tengo que ir hasta allá. O sea, es una gran pérdida de tiempo, sobre todo cuando vives en una ciudad muy grande. Mi recomendación es que sea una sucursal en un punto medio de los sitios a los que vas o una zona céntrica. Un lugar que te quede cerca del trabajo o a 15 minutos de casa.

Lleva todos tus papeles para hacer el trámite

Una vez que te hayas decidido por tu banco favorito, llegó la hora de hacer el papeleo para sacar tu nueva tarjeta de crédito. Antes de ir a la sucursal, asegúrate de que llevas todos los documentos necesarios. Créeme, es un fastidio cuando olvidas uno de tus papeles, porque tienes que ir nuevamente. Sin mencionar que hay días en que la fila o la lista de espera es demasiado larga, lo cual también es aburrido. Para mí, el banco es uno de los lugares más aburridos del planeta, su estilo minimalista, la música de fondo y el aire acondicionado me duermen. Es 100 veces mejor ir preparada que dar doble vuelta.

¡No aceptes el seguro!

En serio, diles que no. El seguro del banco es una de las cosas que no necesitas en tu vida, es un cobro extra. En mi caso, no tenía ni idea de que lo cobraban y mucho menos que lo había contratado. Tienes que fijarte muy bien en tus estados de cuenta y todos tus movimientos. Si descubres que está contratado, inmediatamente llama al banco para cancelarlo. Ni modo, juegan con nuestra hermosa cabeza de joven, pero hay que saber afrontarlo.


Este video te puede gustar