Y tú, ¿qué tipo de enamorada eres cuando alguien llega a tu vida?

El amor, el amor. Ese que causa cosquilleo en el estómago, nos hace ver la vida en rosa y sentir que estamos flotando. Creo que la mayoría sabe de qué hablo, pero ahora quiero que me digan qué tipo de enamoradas son cuando alguien llega a sus vidas. Si no saben cuáles son los tipos, aquí les dejo algunos (y cualquier parecido con la realidad, será mera coincidencia).

La cursi

La cursi, esa que derrocha miel por donde pasa y suspira sólo al escuchar el nombre de su amado. Para ella es necesario expresar su amor de todas las maneras posibles, y por eso sus redes sociales están plagadas de publicaciones dirigidas a su “amorcito”. Además, esta perpetua enamorada se esmera porque todo “esté bien”, al grado que es excesivamente atenta con su galán porque sólo lo quiere para ella.

La clavada

La clavada es aquella que desde el día uno de la relación ya se ve casada y con hijos (incluyendo los perrunos). Su felicidad es tan grande, que prácticamente le cuenta a todo el mundo sobre su relación. En este aspecto se parece a la cursi, ya que siempre está publicando sobre su “amorcito”.

La inocente

Esta chica cree en el amor puro. Debido a su inocencia, cree en el “y vivieron felices para siempre”, de modo que puede llevarse un chasco cuando descubra que las cosas no son como ella piensa. Eso sí, quien la conquiste tendrá a su lado a una chica linda y tierna.

La mojigata

La mojigata, a quien no debemos confundir con la inocente, ya que únicamente quiere aparentar algo que no es. Digamos que tiene un lado oscuro, que puede ser irresistible para algunos hombres, porque para eso se hicieron los colores.

La aventada

La que sabe lo quiere, cuándo lo quiere y cómo lo quiere. Ella deja las cosas en claro desde el principio, porque no se le da lo de medias tintas. Para algunos podría resultar agresiva, pero otros la amarán.

La stalker

Ella vive pendiente de todo, en serio de TODO, lo que hace su galán. Y no sólo es que esté pendiente, sino que siempre encuentran nuevas maneras para saber qué está haciendo, dónde está, a dónde irá y a qué hora regresará a casa.

La tuttifruti

En realidad es una mezcla de casi todas anteriores. Es decir, es cursi, pero no empalagosa; stalker, pero no acosadora, y aventada, pero prudente. Digamos que esa combinación la hace misteriosa y atractiva.

Este video te puede gustar