Tinder: ¿cuándo sí y cuándo no utilizarla?

Pareciera que las aplicaciones de ligue solo son para las personas que están urgidas de salir con alguien… Y aunque así fuera, ¿qué tiene de malo? Sabemos que hoy en día es complicado conocer y relacionarnos con otras personas por diversos factores. Tinder, es una aplicación que nos permite tener contacto con otras personas que buscan amistad o relaciones amorosas; depende del match. El punto es: ¿cuándo una persona debe recurrir a la aplicación? Antes de comenzar la descarga, identifica si realmente la necesitas.

¿Qué buscas?

Actualmente, tanto niños como adultos conocemos los riesgos de conocer personas por la red. Nadie está exento. No es lo mismo interactuar en persona que por medio de una pantalla. Finalmente, no sabemos si la persona que está del otro lado es quien dice ser y tiene buenas intenciones. Es importante que antes de utilizar la aplicación estés consciente de qué buscas por medio de esta. ¿Amistad, relaciones casuales? No está mal recurrir a este medio, pero, te repito, no sabemos si aquella persona te pueda dañar. Lo mejor es hacer amigos e ir conociéndolos, por lo que es mejor evitar los encuentros sexuales casuales. Sobre todo si buscas una relación formal, pues aquí no la hallarás.

Si de cualquier modo vas a utilizarla…

Si estás convencida de utilizarla y de platicar con diversas personas, procura no dar datos personales, como tu dirección, dónde estudias o trabajas. Sitios en los que te puedan encontrar. Con tu nombre y edad bastará, no más. Por otra parte, cuando acuerdes verte con alguna persona que has conocido por medio de la aplicación, avísale a alguien de tu confianza para que sepan con quién estás y en dónde. A simple vista, pareciera que no puede pasarte nada, pero recuerda que si tú no te cuidas nadie lo hará.

Este video te puede gustar