Si te cuestionas tu labor de mamá, puede que sufras mom shaming

Cuántas veces te has puesto a debatir con tus amigas quién hace mejor la labor de mamá. Seguramente han sido muchas, y tal vez no sólo con ellas. También tú sola te exiges de más con tal de ser excelente criando a tus hijos. El mom shaming es eso, la crítica o el cuestionamiento que te haces sobre cómo eres en tu papel de mamá. Parece que actualmente es más importante darle gusto a todos que preocuparte por ser una buena madre. Entre tantas comparaciones es tu principal objetivo y eso está mal.

Nueva forma de sexismo: mom shaming

shutterstock_65381824

Decimos que es una forma de sexismo porque hace discriminación hacia las mujeres. Mom shaming puede traducirse como “avergonzar a la madre”. Según ciertas personas prejuiciosas las actitudes o acciones de la mamá no son buenas por lo que la juzgan como mala madre. La mujer a la que critican se siente insultada y avergonzada porque otras la están juzgando sobre cómo cuida y educa a sus hijos. Lo curioso es que sólo se fijan en el papel que desempeña la mujer, ¿y el papel del papá dónde queda? Acaso nosotras somos las únicas obligadas a velar por nuestros hijos.

¿Qué critican?

Soft photo young mother feeding breast her baby at home in white room

Son infinidad de cuestiones las que se ponen en tela de juicio según las mujeres que aplican el mom shaming. Sin embargo, hay temas que sobresalen y se perciben de manera frecuente.

  • Juzgan si le da o no pecho al bebé.
  • Si el niño ya tiene una edad avanzada y sigue utilizando chupón.
  • Que no tenga en orden su casa, si tiene la “sencilla” tarea de cuidar sólo a los hijos.
  • Si desea hacer actividades para sí misma y contrata a alguien que le ayude con los niños y el hogar.
  • Reprueban el nombre que eligió para su hijo.

Actualmente se ha extendido la problemática

shutterstock_117720421

Toda la situación se ha desatado por el alcance de las redes sociales. Gracias al acceso que se tiene en estos medios, todo mundo critica aún sin conocer. Se hacen críticas constructivas y destructivas. Se ponen en tela de juicio los cuidados que se dan al bebé, la educación que recibe y todo lo relacionado al infante. Todas estas críticas sólo van enfocadas a la madre, pero ¿y el papel del padre dónde queda? ¿Él es ejemplar y hace todo bien respecto al hijo? Dejemos de marcar el sexismo y seamos racionales. Nadie es perfecto y todos tenemos cola que nos pisen.

Este video te puede gustar