Tanto a ellos como a nosotras hay posiciones sexuales que nos causan ansiedad, ¿quieres saber cuáles son?

Aunque el sexo es una de las cosas más fascinantes que podemos experimentar, hay veces en que no es tan bueno como esperamos. Pareciera que siempre disfrutamos al máximo ya sea del misionero o del doggy style. Sin embargo, existen algunas posiciones que les estresan a ellos o a nosotras. ¿Quieres saber cuáles son las posiciones que generan más ansiedad?

Investigación

Superdrug Online Doctor, sitio de médicos en línea en Reino Unido, realizó una encuesta a mil personas en Europa y Estados Unidos. Con esta encuesta descubrieron datos interesantes sobre las personas y sus posiciones sexuales menos preferidas. 

Les estresan a ellos y también a ellas

  • 69 de pie. 57 % de mujeres y 43 % de hombres piensan que el 69 de pie es una de las posiciones más incómodas. 
  • Sexo anal. 55 % de mujeres y 30 % de hombres aseguran que no es la posición más cómoda. De hecho para el 88 % de los hombres es la posición preferida, así como el sexo oral y el misionero o vaquera.

Se trata de disfrutar

Lo más importante, dejando de lado lo que haya dicho esta encuesta, es que tú te sientas cómoda con lo que haces. Nadie puede obligarte a hacer algo que no deseas. No tengas miedo de que “dejen de amarte” porque no haces lo que quiere el otro. Lo más importante es tu bienestar en todo momento. Haz lo que más te gusta, disfruta con la persona que amas y ten sexo de manera responsable. Considera el juego previo para que se relajen y puedan empezar de cero y disfrutando al máximo los dos. 

Posiciones que debes intentar

Embestida

Para empezar a dar el grito, debes acostarte boca arriba. Él se pondrá de rodillas frente a ti y debe tomar tu cintura para elevarte. A esa altura, él tendrá el ángulo perfecto para que la penetración sea placentera para ambos.

Vis à vis

Para esta posición deben estar frente a frente. Acomódate boca arriba y arquea tu cintura. Tus piernas deben quedar dobladas hacia tu pecho. Él se acomodará en rodillas para poder penetrarte. Mientras, puede jugar con su boca sobre tu pecho o tus labios.

Por los cielos

Si tienen muy buen equilibrio y fuerza en brazos y piernas, él debe pararse con los pies abiertos a la altura de sus hombros. Te cargará para que tu espalda quede pegada a su pecho. Sujétate de sus hombros para que no vayas a caer sobre él y se lastimen. El ángulo de penetración es bueno, así que atrévanse.

Este video te puede gustar