Swinger, todo lo que debes saber sobre este mundo al que no todos se atreven a entrar

Seguro en alguna ocasión has escuchado el término swinger. Si no tienes idea de qué se trata, te explicaré. Eso sí, para poder entender este mundo, debes tener mente abierta o de lo contrario, podrías espantarte o algo parecido con todo lo que tiene que ver este tipo de relación. ¿Estás lista?

Swinger, qué es

Se trata de parejas estables que NO son monógamas. O sea, se quieren, pero también se permiten tener sexo con otras personas, con el consentimiento y la aprobación de su pareja. Muchas parejas recurren a esto porque son open mind y además, saben que prácticas como ésta ayudan a que su relación se mantenga sana. Considera que las relaciones, luego de un tiempo, se vuelven monótonas. El amor en la pareja se va enfriando y muchos optan por la infidelidad. En el caso del mundo swinger, la pareja lo aprueba para mantener viva la picardía.

¿Preparada para este mundo?

Hombres y mujeres por igual, pueden buscar esta nueva experiencia. ¿Cómo saber que estás preparada para esto? Fácil, debes acudir a los sitios SW y ver qué tanto estás dispuesta a ver a tu pareja irse con alguien más. Ojo, para que esto sea posible, tanto tú como tu pareja deben estar de acuerdo. Al hacerlo, logran romper tabúes y la educación sexual tan arcaica que se ha recibido por mucho tiempo. Además, es una buena forma de poner a prueba la fortaleza de su relación. Si se atreven a hacerlo, deben platicar sobre cómo se sintieron y decidir si quieren continuar haciéndolo o no.

Reglas que no debes olvidar

  • No lo hagas por complacer a tu pareja, porque tengas miedo de perderla o porque te está chantajeando. Debe ser una decisión propia.
  • ¿Y los celos? Hay que dejar en claro que para que una relación swinger pueda funcionar, debes confiar plenamente en tu pareja. Si eres demasiado celosa, lo mejor será que ni lo intentes porque podrías terminar con la persona con la que estás.
  • No es no, aplica en tu relación y con la otra persona con la que te vayas a relacionar.
  • Jamás intentes entrar al mundo swinger para salvar una relación que ya está rota.

Este video te puede gustar