Story time: lo que pensé que era un fantasma

Ahí tienen que hace como tres semanas estaba terminando de armar un vestido (soy diseñadora de moda), cuando ocurrió algo… Normalmente me desvelo y nunca me había tocado escuchar cosas raras. Ya eran como las 2:30 a.m. y la verdad es que estaba exhausta. Aún me faltaban algunos detalles y estaba punto de seguir cuando a lo lejos empecé a oír ruidos.

Es hora de ir a la cama

Me dije a mí misma: “Mi misma ya vete a dormir, no inventes; ya estás oyendo cosas”. Entre que me dio miedo y entre que se me hizo raro, la verdad es que me fui a la cama resignada porque no había terminado lo que yo quería. A la semana siguiente, desperté casi a la misma hora, porque escuchaba susurros. Estaba muy adormilada pero poco a poco comencé a escuchar golpes. Estaba solita en casa y bajé a ver si había algo.

Con bat en la mano…

Llevaba un bat en la mano porque la verdad es que a veces soy bastante miedosa. Bajé, prendí la luz de toda la casa, y… ¡Nada de nada! Volví a a cama y justo cuando me estaba quedando dormida los golpes regresaron. Me resigné, esa noche dormí con la luz prendida y abrazando a mi gata. Estaba literalmente temblando de miedo. Después de un ratito recé, me calmé y me quedé profundamente dormida.

Las peores noches de mi vida

Esa semana no pude conciliar bien el sueño. Ya eran varias veces que escuchaba susurros, ruidos raros y, sobre todo, golpes. La verdad es que para ese momento ya estaba paranoica y le conté a mi BFF. Ella me dijo que tenía que dejar de trabajar tan tarde, porque no dormir me estaba afectando bastante. Así que adopté varias estrategias para dormir mejor. Por ejemplo: compré una lamparita de noche, escuchaba algo de música relajante y, sobre todo, evitaba pensar en el tema. 

Pero… el fantasma regresó

Justo ayer estaba terminando un vestido de noche, estaba animada con mi música a un volumen considerable. Entonces empecé a escuchar de nuevo los gritos, solo que esta vez estaba más que despierta y todo cobró sentido. ¡Mi vecina estaba teniendo sexo salvaje con su nuevo novio! Y resulta que grita como alma en pena. Los golpes, asumo, vienen de la cama y los susurros son para no despertar a los niños cuando están en casa.

Ahí esta el fantasma 🤣🤣🤣🤣. Sí, la vecina es la culpable de dos semanas de mal sueño, una lámpara nueva y un nuevo candado. Pensé sinceramente en ir a cobrarle la lámpara… 

Este video te puede gustar