Soy una mujer difícil de conquistar, pero valgo la pena

¿Exigente? ¿Cero vulnerable? En realidad no lo soy, solo que desde hace un tiempo decidí hacer las cosas diferentes. Ya no soy la mujer que cae enamorada del primer hombre que le hace ojitos de amor. Y tampoco soy de esas chicas que buscan controlar y maltratar a los hombres. Soy una mujer difícil, pero existe una forma de ganarme…

 

Ser soltera no significa estar disponible

Esto no significa que huya del amor, solo que no soy el tipo de chica que se conforma con el primer pretendiente que se le cruza en el camino. No pretendo hacer sufrir a nadie con mi forma de ser, pero no me engañan con palabras bonitas, ni con un cuerpo perfecto. Yo prefiero acciones y buena química, busco esos amores que ya no son comunes. De los que se apoyan el uno al otro. De los que te vuelven un poco loca y te hacen volar. Así que, si no estás dispuesto a volar conmigo, puedes dar la vuelta y seguir conformándote con amores rotos. Ser soltera no significa que esté disponible para cualquier tipo de relación.

He dejado de besar sapos

La verdad es que no me molesta estar soltera, ni hacer las cosas por mí misma. Tampoco soy el tipo de mujer que se desvive por contraer matrimonio y estoy segura de no querer hijos con alguien a quien no amo. Soy una mujer difícil porque no me conformo por las migas que muchos hombres rotos pretenden dar a cambio de mi cariño. Cuando un hombre me aborda, suelo saber para dónde va y ese no es el camino que yo elijo. He dejado de besar sapos y también he dejado de lado a los chicos que no tienen ambiciones parecidas a las mías. Debo admitir que no es sencillo conquistarme, pues a pesar de no tener una nota llena de atributos específicos hay ciertas cosas que sí busco en una pareja.

Porque estoy para escoger y no para que me escojan

Esa es una frase que toda mujer emocionalmente fuerte siempre debería tener en la mente. He dejado de lado la fantasía del príncipe azul. Sé que necesito un hombre real no quiero una fantasía. Necesito a alguien que comparta sus días, sus malos momentos y sus sueños conmigo. Busco a alguien capaz de ver mis mejores cualidades a pesar de mis muchos defectos. Un hombre gracioso y con un gran corazón. No importa si se tarda en llegar. Sinceramente tampoco me voy a quedar sentada, pues en cuanto veo a alguien que me gusta, sé como abordarlo. Para mí, el tiempo es relativo, al final sé que no necesito de una pareja para ser feliz.

Sí, soy una mujer difícil de conquistar, pues no me gustan los sencillos ramos de flores, ni los cumplidos y mucho menos las grandes chequeras. Si realmente quisieras conquistarme, tendrías que hacerme un espacio especial en tu vida, en tu casa y sobre todo en tu corazón. A mí no me conquistarás con tu sonrisa, pero si lo consigues te aseguro que valgo la pena.

 

Este video te puede gustar