Soñé que estaba muriendo, entonces fui con una medium y esto fue lo que me dijo

Hace unos días soñé que estaba muriendo… Obviamente quería saber la razón de ese sueño.  Así que por muy irracional que suene, mi siguiente acción fue acudir con una medium. Antes de contarte cómo me fue con ella, te voy a contar el por qué de mi acción desesperada.

El pre antes de la medium

Yo soy una de esas personas que suelen soñar con mucha frecuencia. De hecho, en ciertas ocasiones he llegado a  pensar que, a veces, mis sueños son como pequeñas premoniciones. Ya sé que suena de lo más extraño, pero en realidad es algo que suele pasarme a menudo. En alguna ocasión platicando con una neuróloga al respecto, me contó que estas supuestas premoniciones tienen una razón de ser. Se ha identificado en los últimos años, algunas habilidades ocultas de ciertos seres humanos. Todos tenemos una y en mi caso es el análisis inconsciente de información. Es decir, mi cerebro formula diferentes escenarios sobre las situaciones de mi día a día y con ello mi inconsciente produce sueños que después pueden volverse reales, pues estos son solo el análisis de una situación previa.

Así que regresamos al día en que soñé mi muerte

Últimamente no he tenido muchos sueños. Lo achaco a que hace poco termine una relación y no he podido descansar muy bien. No obstante, hace unos días me quede perdidamente dormida por la tarde intentando ver una de mis series preferidas. El sueño me pareció muy real al principio, aunque después de algunos minutos note que estaba soñando e intenté despertar. Tristemente tardé mucho tiempo en despertar y con ello la temática de mi sueño continuó un rato más hasta que morí en el mismo.

El sueño

Estaba en la orilla de un enorme lago en el que hacía mucho frío. Estaba un poco desorientada, pues la luz me lastimaba un poco los ojos. Entonces comencé a caminar dentro del bosque, mientras más avanzaba la humedad se hacía más evidente. Sentía como el frío del bosque entraba por mis fosas nasales y me dolía el pecho. Entonces, comenzó la persecución. Un grupo de personas estaban tras de mí y trataban de atraparme a como diera lugar. Después de huir algunos minutos, regresé a la orilla del lago donde me encontraba originalmente. Fue ahí donde me atraparon y me condenaron a morir. Entonces un hombre me tomó del brazo con fuerza, me condujo al lago y me sumergió. Pasaron unos cuantos minutos hasta que sentí como me quedaba sin aire y el agua comenzaba a entrar por mi nariz.

Desperté

Y permanecí algunos minutos estática, sin poder moverme. Reaccionar ante aquel sueño fue como si el agua volviera a entrar en mi nariz con esa fuerza. Entonces, me levanté y decidí continuar con mi tarde normal. Fui al gimnasio, pero no pude dejar de pensar en la razón de haber soñado una muerte tan vívida. Nunca me había sentido tan conmovida con un sueño, se sintió tan real, que decidí buscar respuestas. Aunque sé que recurrir a una médium fue bastante exagerado, en ese preciso momento era una opción válida para mí.

Lo que me dijo

Después de que la chica escuchó mi sueño, se dispuso a enseñarme lo que significaba. Me explicó que es muy común que algunas personas sueñen con la muerte en distintos momentos de su vida. De hecho, es normal que les salga la carta de la muerte en algunas lecturas. Esto pasa porque la muerte significa el inicio de algo. Soñar con morir indica un cambio o el cierre de un ciclo. Es una forma en la que nuestro cerebro nos hace ver que estamos preparados para continuar o también nos indica lo abrumados que nos sentimos con la situación presente. Ser ejecutada es el mero reflejo de que me siento juzgada por alguien y morir en agua quiere decir que me siento muy abrumada con mi situación actual. En realidad, mi sueño de muerte no fue una señal de desgracia, sino una alerta de mi inconsciente para seguir avanzando.

Los sueños

Al contrario de lo que las personas suelen creer, los sueños no son solo el resultado de una indigestión. De hecho, son el reflejo de la manera en que tu mente decodifica la situación que vives día con día. A veces es importante tomarlos en cuenta, pues más allá de algo esotérico son una fuente de información inconsciente. A partir de ese día procuré bajarle a mi estrés y procurar darme el espacio para mi duelo. Después de todo, aunque no lo admitiera, parte de mí seguía sintiéndose abrumada con la situación.

Al final, soñar que estaba muriendo hizo que cambiara el rumbo de mis decisiones. Trata de escucharte más a menudo, pues las señales están en todos lados. Somos nosotras las que a veces no queremos escuchar.

Este video te puede gustar