Solo si llevas un largo tiempo con tu pareja podrás entender esto

Si tú llevas más de dos años con tu pareja o has tenido una relación larga, no me dejarás mentir. Existen cosas que solo después de vivirlas puedes comprender. El amor de una pareja longeva te hace aprender un montón de cosas. Estas son algunas de ellas.

“Young lovers seek perfection. Old lovers learn the art of sewing shreds together and of seeing beauty in a multiplicity of patches”: anónimo.

Discutir se puede prevenir si se hablan las cosas directamente

Todas las parejas que ya llevan un rato juntas saben que no hay que llenar el vasito de piedritas. Antes de que llegue la discusión es mejor hablar con la otra persona acerca de lo que nos está molestando. Esa etapa infantil de: “¿qué te pasa?”, y responder: “¡nada” no se da muy frecuentemente en una pareja que lleva años junta.

A veces hay que ceder

A veces él cede y unas cuantas más lo haces tú. Si algo es cierto es que en una relación de dos, no puedes controlar a tu pareja. A veces dejas que el gane y unas cuantas más tu ganas. Esto pasa porque el amor no es egoísta y no ahorca.

El amor cuida, no maltrata, se procura y crece

Las mujeres que hemos estado en una buena relación de años, sabemos reconocer un buen hombre. Es el hombre que procura el amor, aunque no sea con las típicas acciones. Las flores y demás tonterías cursis son remplazadas por detalles muy personales, acciones que son parte de su personalidad. Procuran el amor y es de esta forma en la que este puede crecer.

El hombre enamorado no hará algo que te ponga en peligro

Todas conocemos esa sensación. Cuando un hombre te protege y te ama, evitará cualquier situación en la que puedas correr riesgo. El hombre cuida de ti de una forma bastante devota, pues su amor es verdadero. No te agrede ni te dice malas palabras. De hecho, hace todo lo que esta en sus manos para hacerte feliz.

Aunque a veces las peleas surjan, el amor no desaparece

Claro en una relación de años también existe el conflicto. No obstante, es resuelto de una forma más madura. Si llevas un largo tiempo con tu pareja sabes cómo hablarle para que ambos puedan entenderse. Las peleas se solucionan entre dos, se platica y se proponen soluciones.

Una parte de él siempre está contigo

Cuando estas un largo tiempo con una persona, no importa en donde te encuentres, parte de esa persona siempre esta contigo. De alguna forma invisible siempre te encuentras con él y viceversa. Ni siquiera tiene que hablar, pues el lazo que los une se siente incluso a la distancia.

El amor no se dice, se demuestra

A las palabras se las lleva el viento. Llevar un largo tiempo con tu pareja significa esfuerzo, a veces dolor y muchas veces reconciliación. Si bien ninguna relación es perfecta, con el tiempo aprendes a amar a la otra persona con las cosas buenas y las malas.

Al final, cuando se ama, la relación crece y se vuelve tolerante. Ningún ser humano es perfecto y conforme pasa el tiempo todos cambiamos. La belleza de las parejas que perduran es que aprenden a crecer juntos. Saben cuando jalar a su pareja, apoyan y tienen mucha paciencia. Largo tiempo ahora son unos años, cuando realmente para otros es el reto de tener toda una vida.

Este video te puede gustar