Cómo sobrevivir a 4 compromisos de los que no puedes zafarte

Hay eventos a los que no quieres asistir pero tienes que hacerlo por compromiso. ¿No sabes cómo sobrevivir? ¡Que no cunda el pánico! Juntas veremos cómo salir de varias situaciones de este tipo.

A veces por más que una quiera decir que no, es imposible. Terminamos fingiendo alegría y regocijo mientras por dentro estamos llorando y nos sentimos las personas con la suerte más desgraciada del mundo. En realidad exageramos, pero nos sentimos así muchas veces, ¿no? Por eso te decimos cómo sobrevivir a esos 4 compromisos de los que no puedes zafarte. A saber:

Comer con tu suegra

cómo sobrevivir

¿Crees que vas a decir que no a tu suegra? ¡Ni pensarlo! La mayoría tenemos suegras especiales, e incluso aunque nos llevemos bien con ellas, debemos ser condescendientes. Entonces, lo mejor será adoptar buena cara y tomar las riendas de la situación. Normalmente dejamos que ellas lleven el control, pero ¡ya no! Ahora manipularemos la situación sin que ellas lo sepan y les daremos la razón en todo, incluso pensarán que somos nosotras quienes les estamos pidiendo su opinión. Esto la hará sentir bien contigo y se relajará, a menos que tu suegra sí sea de esas insoportables que te odian. A lo mejor ahí tendrías que poner una excusa y evitarla hasta el fin de los días por el bien de los tres… ¡Ja! Eso sí, siempre mantén los buenos modales. Sé amable y no respondas ante los comentarios malintencionados y provocadores.

Fiestas infantiles

cómo sobrevivir

Es cumpleaños de algún compañerito de tu hijo y, obviamente, no puedes dejar que falte aunque te aburras y te caigan mal las mamás de los otros niños. Un recurso es ir con tu esposo: así podrás convivir con él y no tendrás que socializar más de lo absolutamente necesario. Si no vas con él, entonces deberás hacerte de alguna aliada porque es de lo más incómodo estar sola entre esos papás que hacen sus grupitos de chisme como si estuvieran en la secundaria. Aparte, no saben más que presumir a sus hijos y ponerse a competir tontamente. Aquí el compromiso es con tu hijo, estás ahí para que él se divierta muchísimo. Por lo tanto, no importa si no eres la más parlanchina de la fiesta. Solo no seas apática; no querrás que algún día eso afecte las relaciones de tu hijo.

Amigos de tu pareja

cómo sobrevivir

Tu novio te invitó a una fiesta con sus amigos, pero cada vez que se juntan hacen ridiculeces. Puede ser que nosotras seamos ridículas junto con él, pero hacerlo con sus amigos no es lo mismo. Tu novio de pronto se transforma o simplemente sus amigos y tú no se llevan bien. Aquí la opción es prepararte mentalmente con anticipación para pasar un buen rato, así sea con tonterías. Finalmente son sus amigos por alguna razón y puedes coincidir en algún aspecto con ellos. La otra es que le digas a tu novio lo que te gustaría: que estuviera contigo en lugar de ponerse como tonto y no hacerte caso.

Reuniones familiares

como sobrevivir

No pueden faltar las típicas fiestas familiares en las que no conoces a nadie. Tienes que ir porque tu mamá te pidió que la llevaras:

-¿Te acuerdas de la tía y de los primos más lejanos del mundo?

-¡Que no! ¡Que no me acuerdo de nadie ni quiero conocerlos!

Eso nos gustaría decir, ¿no? Bueno, pues si no pudiste zafarte y ninguno de tus hermanos quiso ser solidario y acompañarte a la reunión más aburrida del siglo, ¡ni hablar! Entonces tendrás que apechugar y pasearte por el sitio yendo y viniendo por bocadillos y bebidas. La última instancia es el celular, siempre puede salvarte de una, pero te verías un poco mal. Aunque estés de mala gana, quizás lo mejor será que intentes disfrutar la reunión y conocer a tu familia un poquito. En una de esas conoces a algún pariente que sí te caiga bien.

¿A qué otro compromiso te gustaría decir “no” y no has podido?

Este video te puede gustar