Situaciones que vivimos las chicas que usamos lentes

Usar lentes tiene más desventajas que ventajas y en cuanto comienzas a usarlos es imposible dejarlos. Hace unos meses me di cuenta de que mi vista no estaba bien y me costaba ver de lejos. Fui al oftalmólogo y me diagnosticó miopía, por lo que no tenía otra opción que usar anteojos. En cuanto me los puse todo cambió. Me di cuenta de que me estaba perdiendo de pequeños detalles que mis ojos ya no captaban. Con el tiempo empecé a notar ciertas desventajas y situaciones que vivo a diario con ellos. Si usas lentes seguro te pasan estas cosas todos los días.

Se deslizan por la nariz todo el tiempo

Algo que noté desde los primeros días en que empecé a usarlos fue que se deslizan todo el tiempo. Cada cinco minutos tengo que subirlos con mi dedo para que regresen a su posición. Este movimiento es característico de todos los que usamos anteojos y es algo inevitable. Es un poco desesperante porque apenas los acomodaste y ya están bajando de nuevo por tu nariz. Sería maravilloso que se quedarán en su lugar sin que se cayeran a cada minuto.

Saludar a alguien de beso es un problema

Cuando voy a saludar a alguien de beso tengo que tener mucho cuidado. Si saludo a la persona rápidamente puede que lo lastime con mis lentes. Y yo también puedo lastimarme si no tengo cuidado. Lo peor es cuando la otra persona también usa lentes, es ley que nuestros lentes van a chocar. Es como si los lentes también estuvieran saludándose. Antes, saludar a alguien era muy sencillo, no pensé que fuera a convertirse en un problema usar anteojos.

No ves nada sin los lentes

Sin duda, este problema es el más común, conforme tu vista se va a acostumbrando a usar ellos ya no puedes soltarlos. Los primeros días me ponía los lentes unas horas para irme acostumbrando. Cuando me los quitaba no notaba mucho el cambio, pero ahora que los uso la mayor parte del tiempo no los puedo dejar. Si por alguna razón los olvido y salgo a la calle me arrepiento de no haberlos llevado, es una tortura no poder ver de lejos y que todo esté borroso.

Ir al cine es un fastidio

Cada vez que voy al cine debo llevarlos conmigo o de lo contrario no veo nada. Aunque la pantalla sea lo suficientemente grande, si no uso los lentes se que veré todo borroso. También es un problema cuando todos quieren ver la película en 3D y tú eres la única que utiliza anteojos. Para ver la película en 3D tienes que usar lentes especiales, pero si te quitas tus anteojos y te pones los especiales sabes que no veras nada de la peli. Y usar los dos al mismo tiempo tampoco es una opción.

Cuidado con el maquillaje

Otro problema que sufro ahora que uso lentes es que debo tener mucho más cuidado con mi maquillaje. A veces no sé si es buena idea maquillarme los ojos cuando los lentes no dejarán que luzca. Además, debo cuidar que el lente no choque con mis pestañas y haga que se baje el rizo. Incluso al momento de limpiar los lentes me he percatado de que hay pequeños rastros de rímel. Otra cosa con la que tengo que lidiar es que la base que me pongo el área cerca de los ojos desaparece a causa de los lentes. Después de unas horas la base ya se encuentra en algunas partes de los lentes y tengo que retocarla.

¿Qué otra situaciones has pasado al usar anteojos?

Este video te puede gustar