Situaciones que sólo entendemos las que “no tenemos emociones”

Soy una de esas chicas de quienes los demás aseguran que “no tenemos emociones”. Tal vez te preguntes por qué pasa. Nos llaman así porque somos chicas que tenemos un rostro poco amigable. No sonreímos por todo ni buscamos quedar bien con toda la gente que se cruza en nuestros caminos. De hecho, han salido varios artículos que hablan sobre un síndrome cara de bitch, relacionado con eso. Estoy casi segura de que la primera que se te vino a la mente fue la actriz de Crepúsculo. Sí, esa que siempre tiene la misma cara para todo. Ahora hablaremos sobre esas situaciones que a veces no comprenden los demás.

Creen que todo el tiempo estoy enojada

Quienes me conocen ya saben que NO estoy enojada todo el tiempo, aunque tenga cara de querer matarlos a todos. Lo malo es que quienes apenas me conocen se asustan o se la pasan preguntándome si todo está bien o cuál es la causa de mi cara. Antes, me la pasaba explicándole a todo el mundo que así es mi cara y que no estaba enojada. En la actualidad, la verdad me da igual lo que piensen. Incluso puede ser mejor que piensen que sí estoy enojada, para que así dejen de fastidiarme, ja, ja.

“Eres una insensible”

¡Pffff! Si me pagaran por cada vez que me dicen eso, ya no tendría que preocuparme por pagar mis deudas. Cuando vamos caminando por la calle y mis amigas ven personas pidiendo dinero, se les parte el alma. Yo no siento lo mismo, pienso que muchas de esas personas podrían estar buscando un trabajo de barrendero o mesero o ayudante de algo, en lugar de solo sentarse a pedir dinero.

“Pensé que eras una maldita”

Recuerdo que las primeras amigas que tuve, cuando ya había la confianza suficiente, me dijeron que antes de conocerme creían que yo era una maldita. La fama me la da mi cara de pocos amigos.

“No eres la mejor consolando gente”

Dicen que las que “no tenemos emociones” somos malas para consolar a las personas. Mis hermanas me lo han dicho: “Cuando alguien se siente triste lo que busca es un abrazo, un consejo, una palabra de aliento. No se busca a alguien que tenga cara de pocos amigos y que en vez de hacerte sentir mejor te haga sentir peor”. ¡Caray! Yo qué culpa tengo de tener esta cara.

No sabes coquetear

Mi cara me ha puesto en más de un aprieto, pues cuando de verdad quiero que las cosas salgan bien con un chico, termino arruinándolo todo. Los hombres piensan que soy malencarada porque las cosas no me parecen o porque no me siento cómoda.

Creen que eres una ingrata

Como ya dije, hay quienes piensan que por la cara de pocos amigos soy una persona que de verdad no siente nada. Sí siento, me pongo feliz y triste, y me rompen el corazón. Que no pueda demostrarlo por mi cara no es algo que yo haya decidido.

Este video te puede gustar