Situaciones que las mujeres odiamos en la cama

Hay muchas cosas que pueden irritar a una mujer: palabras, intenciones, malos gestos, una que otra riña y aunque la mayor parte del tiempo nos tragamos estas cosas con tal de llevar “la fiesta en paz”, en la cama la situación se vuelve aun más complicada. Hablando de sexo las mujeres somos hipersensibles, y con justa razón. El sexo para nosotras involucra algo más que diversión. Finalmente se trata de confiarle nuestro cuerpo y todo lo que ello implica a la pareja. Estas son algunas cosas que odiamos en la cama porque nos hacen sentir incómodas o inseguras.

Que el chico sea impaciente

HULU tv hulu waiting ugly betty GIF

No falta el hombre que oye la palabra con S y ya está completamente desnudo. ¡Hey! Desvestirse y besarse es parte de la experiencia. Hacer las cosas como si fuera un acuerdo es de lo más desagradable. Es bueno que un chico aprenda a disfrutar a quitar prenda por prenda. Finalmente, si hay algo que realmente odiamos en la cama también es que nos den las gracias. “¡¿Gracias?!”. Si esto no ha sido una caridad ni una compraventa; es la peor palabra que te pueden dar después de tener relaciones.

Que te agarren la cabeza con demencia

¡Hey, calma! A algunas mujeres no les agrada en lo absoluto los tirones de cabello. De hecho, sabemos perfectamente de donde vienen esas mañas. Esas escenas que seguro les van a los hombres que ven demasiado porno no son la forma ideal de prender a una mujer. Habrá chicas a las que les guste, pero siempre es mejor que le aclares a tu pareja si te atrae o no. Si no te gusta tienes derecho a decírselo. El sexo es de dos, nunca lo olvides.

Demasiado delicado o que se pase de la raya

Hay un punto cuando un chico inseguro intenta ser lo más delicado contigo, al grado de que ya te estás quedando dormida. Por otro lado, hay otros infames que parece que están poseídos. Equilibrio, durante el acto está bien que te sientas en la confianza de decirle si te gusta o no te gusta. Si tú sientes que ya se ha pasado de la raya, detenlo. Es mejor hablar a que sin querer te cause dolor, que no es el caso.

Los que se quedan dormidos

El encuentro en la cama duró unos 10 minutos y después el hombre se ha quedado completamente dormido. No es por ser insensibles, sabemos que el estrés de estos días es terrible. Pero, vamos, una pequeña conversación o unos besos tiernos después del acto no le vienen nada mal a nadie.

Este video te puede gustar