Situaciones en las que tienes que elegirte a ti misma en vez de a tu pareja

Por ahí dicen que el amor es ciego y ciertamente en ocasiones lo es. Las chicas de mi generación fueron educadas viendo películas de Disney en las que el amor se idealizaba. Para las chicas de mi generación, vivir de amor era algo que debía intentarse. Elegirte a ti misma no era algo muy común.

El amor lo es todo… en las películas, por supuesto

Así fue como mi imaginación comenzó a volar siendo una adolescente, con películas como The notebook, Posdata, te amo. Claro que al final, idealizar el amor me trajo una serie de graves problemas de los que nadie me advirtió. A mí nadie me enseñó a elegirme en vez de a mi pareja. Así que pasaron aproximadamente unos 10 años para que yo pudiera aprenderlo. Hoy, la forma de ver el amor es completamente distinta y espero que no cometas los mismos errores que yo en el camino, pues hay muchas situaciones en las que debes elegirte a ti misma en vez de a tu pareja.

Cuando tratas de ser la mujer perfecta

Algo que aprendí a la mala es que ninguna mujer es perfecta. Con los años en pareja me convertí en el estándar de oro de los amigos del chico con el que andaba. Lamentablemente, esa mujer a la que ellos veían comprometida y feliz con su amigo no era más que una fachada. De una mujer confundida y vulnerable que no sabía nada acerca de ella misma, me convertí en la chica que todos querían. En la pareja perfecta que nunca engañó, la que cocinaba, se veía guapa todo el tiempo, la que apoyaba y amaba a pesar del tiempo. Esa fachada era todo lo que yo era en ese entonces: una cáscara que no sabía el sabor ni el jugo que tenía por dentro. Consejo de vida: elígete a ti misma. Asegúrate de saber quién eres, no tienes que ser la mujer perfecta para nadie más que para ti.

Escoger tu camino o compartirlo

Otra de las grandes lecciones que me dejó esta experiencia fue que no tienes que obsesionarte con el futuro. Puede que la pareja con la que estés tenga una meta similar a la tuya, pero sabes que, al final, mientras más creces, la vida te conduce exactamente a donde tienes que estar. Disfruta el viaje y no trates de adaptarte al plan de tu pareja de forma obsesiva. Si vas a escoger un cambio de rumbo, que este no esté basado en las metas de tu pareja.

Es aceptable que ambos tomen una decisión si se ven a largo plazo, no estoy diciendo que lo dejes fuera completamente. Solo creo que es importante que seas la protagonista de tu vida. El amor más puro es el que se va moldeando con los años, sin plan, sin expectativas. Si tienes que tomar una decisión radical con la que tu carrera profesional o tu vida vaya a mejorar y esta no incluye a tu chico, es mejor que veas por ti. Verás cómo la vida los vuelve a juntar si tienen que estar juntos.

Cuando le moleste tu brillo o no sepa qué hacer con él…

Ten mucho cuidado con el hombre que se siente incómodo con tu brillo personal. No tienes que demostrarle a él ni a tu familia ni a nadie que vales. Deja que tu brillo salga a flote, y si el chico con el que estás constantemente quiere apagarte, huye de él. Va a doler, pero a la larga va a ser una de las cosas más sanas que puedes hacer por ti misma. No necesitas a nadie en tu vida que busque que pierdas tu brillo, al contrario. Busca a alguien que le sople a tu fuego para que tu luz se vea mucho más intensa.

Cuando te compare con alguien más

Nunca de los nuncas dejes que el hombre que te “ama” te compare con alguien y mucho menos te sientas mal por ello. Si la persona con la que estás claramente no ve las ganas que le echas a la relación, solo estás perdiendo el tiempo. Es tiempo de agarrar tus pantaloncitos y no recibir migajas de absolutamente nadie. Mereces alguien que te presuma, que te crea la mujer más bonita de este mundo; alguien que te haga reír y amar la vida a cada paso.

Escógete a ti misma todos los días, desde que amanece hasta el último pensamiento del día. Una mujer que sabe su valor no necesita de las fantasías. Tampoco del hubiera, de las migajas ni de un mensaje de “buenas noches” para dormir tranquila. En esta vida solo necesitas de ti misma para avanzar. La fuerza interior que tienes es suficiente motor para llevarte a la Luna y de regreso. Y si el día de hoy te sientes sola, solo puedo recomendarte que comiences a enamorarte. Enamórate primero de esa mujer que ves en el espejo todos lo días. Cuando lo hayas logrado, lo demás llegará por sí solo. Sonríe, nunca has estado sola; solo que no te has visto mucho en el espejo últimamente.

Este video te puede gustar