Síndrome de desgaste por empatía, ¿de qué va esto?

Nos han dicho que la mejor forma de vivir es siendo empáticos con los demás. Ponernos en los zapatos del otro nos ayuda a entenderle mejor y poder aconsejarle. Por desgracia, aunque es una buena cualidad, a veces resulta ser un arma de doble filo. Una de las consecuencias podría ser el famoso Síndrome de desgaste por empatía.

¿De qué se trata?

En los últimos años, todos nos hemos visto envueltos en una vida llena de estrés y exceso de trabajo. El agotamiento comienza a afectar no sólo lo físico, sino lo mental y emocional. Aunque queremos darnos un respiro, muchas veces eso no es posible porque las preocupaciones nos agobian. Para poder continuar, es importante darnos un respiro de todo, de la vida, del trabajo, de los hijos, de la pareja. Las señales más claras podrían ser:

  • Reexperimentación a causa de una experiencia traumática no resuelta.
  • Embotación afectiva por tener que lidiar con muchas cosas a la vez. Con el paso del tiempo causa saturación emocional, frustración e irritabilidad. A su vez puede ocasionar aislamiento.

Cómo lidiar con el Síndrome de desgaste por empatía

Puede aparecer de manera súbita o ir apareciendo progresivamente. Por eso es importante aprender a reconocer los signos y síntomas para saber cuándo debemos tomar un descanso sí o sí. Para poder lidiar con este problema, puedes recurrir a la meditación, agregar hobbies a tu rutina para cambiar un poco tu modo de vida. Es importante que también marques horarios para tus actividades. No permitas que el trabajo absorba tu día por completo. 

Sin importar a qué te dediques, necesitas aprender a escuchar tu cuerpo para saber cuándo tienes que parar. Si necesitas ayuda, busca a un profesional que pueda asesorarte. Lo más importante es que aprendas sobre autoconocimiento y qué hacer para mantener tu cuerpo en buenas condiciones.

Este video te puede gustar