Signos del zodíaco que arden en la cama, pero fuera de ella tienen una guerra interminable

Cada signo zodiacal tiene características que lo dan a notar donde quiera que va. Imagina qué pasa cuando se juntan. Sin duda, algunos juntos arden en la cama, pero al mismo tiempo son la peor dupla en otros momentos de la vida. Quieres saber de qué parejas se trata. Ojo, recuerda que un horóscopo no define por completo tu vida, sólo te orienta o te hace ver con quién podrías ser más o menos compatible.

Leo y Aries

Ambos son signos de fuego y los dos buscan imponer su poder. Juntos derrochan pasión pero al mismo tiempo podrían entrometerse en una gran discusión. En plena discusión podrían decir cosas muy hirientes. Si vemos el lado positivo, son honestos, pero en el enojo ni eso es bueno. La impulsividad de Aries choca con la arrogancia de Leo.

Capricornio y Cáncer

Signos de Tierra y Agua juntos, sin duda terminarán en una gran pelea. Todo será perfecto al principio, porque se complementan. El problema es que Cáncer es emocional y Capricornio es todo lo contrario. Las discusiones se harán presentes a la hora de querer tomar decisiones porque son opuestos. En la cama no necesitan decir nada, porque de que disfrutan por completo.

Libra y Géminis

Son dos signos de aire que se complementan bastante bien. El problema es que Géminis es muy liberal y Libra prefiere el equilibrio. Si Géminis sorprende con una decisión repentina, sacará de sus casillas a Libra y ahí comenzarán las peleas. Ambos son signos impulsivos, que sin duda hablan sin pensar las cosas.

Piscis y Sagitario

Es una combinación interesante, de un signo de fuego con uno de agua. Sus emociones estarán constantemente en una montaña rusa y eso detonará muchas discusiones. Ambos son soñadores y eso los conecta. Pero si se trata de guerra, los dos querrán ganar la batalla. En la cama sí encuentran el equilibrio perfecto, sacando su lado tierno, amoroso y entregado.

Tauro y Escorpión

La unión de estos dos signos es un torbellino. Son almas opuestas que se complementan a la perfección en la intimidad. Se conocen tan bien, que desde el primer momento hacen clic. Se dejan llevar y disfrutan al máximo. El problema es que Tauro es un signo muy hogareño y Escorpión no quiere estabilizarse porque nunca confía al cien. Al no querer lo mismo, chocarán y esa misma pasión que tienen en la cama, les hará tener las peores guerras.

Este video te puede gustar