Si sientes que no puedes más, estos consejos te ayudarán a salir del bloqueo

En general somos mujeres fuertes y capaces que hacemos todo lo necesario para  cumplir nuestras metas y objetivos. Sin embargo, en algún momento nos sentimos exhaustas, sin ganas de nada y con poca energía para seguir. Esto es normal, pues estamos expuestas a distintos niveles de estrés causados por nuestras obligaciones, deberes e, incluso, problemas con nuestra familia, amigos o pareja. Además, si sumamos el cansancio físico que esto implica, puff quedamos agotadas. Por tanto, si sientes que no puedes más, estos consejos te ayudarán a sentirte mejor.

No hay nada mejor que la actividad física

Cada vez que me siento estresada y las ideas simplemente no quieren  fluir, salgo a caminar. La verdad es que me ayuda como no tienes idea. Después de caminar por unos minutos las ideas comienzan a fluir de nuevo. Esto debe a que la actividad física hace que nuestro cuerpo se oxigene y, en consecuencia, reaccione rápidamente. Además, cambiar de ambiente, aunque sea por unos minutos, nos hace sentir mucho mejor.

Date tiempo para estar contigo

Sentirnos abrumadas y bloqueadas también es signo de que nos hemos descuidado mucho. En este sentido, puede que no hayamos escuchado lo suficiente a nuestro cuerpo, ni a sus necesidades. Por tanto, es necesario que a partir de ahora lo hagas. Toma unos minutos del día para entender qué y cómo te sientes. Sólo de esa manera sabrás qué es lo que necesitas.

 Haz algo que te gusta

Cada vez que esto suceda, tómate por lo menos de 10 a 20 minutos para distraer tu mente. Sé que no puedes perder el tiempo, pero si sigues bloqueada será peor.  En este breve lapso puedes escuchar la música que te gusta, ver algún video o tutorial. Verás que te da ánimos y puedes regresar a tus actividades de la mejor forma.

Piensa en el problema detrás que te hace sentir así

Cuando no podemos más, se debe a una acumulación de problemas y estrés. Por tanto, necesitas pensar qué es lo que provoca estos episodios. De esa forma podrás solucionar cada uno de los conflictos pendientes que no te dejan continuar con tus actividades.

Sientes que no puedes más, pero no es así

Recuerda que sólo se trata de una etapa que muy pronto solucionarás. Por tanto, no te desanimes y mejor emplea tu tiempo en hacerte sentir mejor, pero sin presionarte. Date el tiempo de vivir y experimentar tus emociones, pero sobre todo, aprende de ellas.

Este video te puede gustar