Si él siente los síntomas del embarazo, puede sufrir un embarazo fantasma

En algunas parejas, cuando hay embarazo, el hombre dice sentir los síntomas del mismo. Esta situación es conocida como síndrome de Couvade o embarazo fantasma. Los síntomas varían de un hombre a otro presentándose durante el primer trimestre.

¿Cómo es el embarazo fantasma?

pregnancy

Los hombres que sufren este síndrome tienden a experimentar síntomas físicos como una embarazada. Náuseas, molestia estomacal, dolor abdominal, cambios de apetito, hinchazón, dolores, calambres y aumento de orina son algunos de estos. En el aspecto psicológico sufren cambios en su patrón de sueño, ansiedad, nerviosismo y depresión.

El aumento de peso que sufren los hombres tendría una justificación si se relaciona de manera directa con la mujer. Ella cambia sus hábitos alimenticios y por consiguiente el hombre también lo hará. Las náuseas se pueden producir como consecuencia de que la futura madre vomite con frecuencia.

Dudas e hipótesis al respecto

scream queens 1x09 chanel 3 billie lourd ghost stories

Diversas teorías psicoanalíticas creen que el embarazo fantasma es la consecuencia de la envidia del hombre hacia la mujer por tener la capacidad de procrear. Otra hipótesis asegura que los padres ven como rivales a los bebés y buscan llamar la atención de la mujer manifestando estos síntomas. Incluso podría decirse que el síndrome se desarrolla como una función protectora que el hombre emplea para cuidar a su pareja y su bebé.

Otra teoría de origen psicosocial se enfoca en la marginación que el hombre sufre durante la gestación. Al no poder experimentar el embarazo, se siente aislado del proceso de maternidad. Para hacer que la relación sea más equitativo comienzan a trabajar su mente para tener un embarazo fantasma y padecer los síntomas de su pareja.

No se sabe qué tan cierto es el síndrome

couple

Otros piensan que este síndrome es consecuencia del miedo e inseguridad que sienten ellos ante la idea de ser padres. Incluso puede ser una respuesta de las neuronas espejo, las mismas que actúan haciéndote bostezar cuando ves que alguien más lo hace.

Realmente no se sabe qué tan cierto es el síndrome, pero lo que si es seguro es que las parejas que lo sufren tienen una conexión muy estrecha.

Este video te puede gustar