Sí, soy una mujer curvy y también me gusta tener sexo

Es impresionante como hasta el día de hoy sigue habiendo personas que creen que las mujeres gordas no podemos disfrutar del sexo por nuestra complexión. Sí, yo soy una gorda (como nos llaman) y sí, también me gusta tener sexo, al igual que tú y que cualquier otra mujer. Además, debes saber que a diferencia de lo que imaginas, muchos hombres disfrutan de estar con mujeres como yo porque tenemos más de donde agarrar. Si pensabas que a ellos les excita agarrar puro hueso, te equivocas.

No, no me conformo con lo primero que llegue

Hay quienes piensan que abro las piernas con el primer hombre que me hace caso y me invita a hacer cosas indecorosas. Créeme, estar gorda no significa que tenga pocas opciones para acostarme con alguien y que por ende, tome lo primero que llega a mi vida con tal de no quedarme sin nada. No, también tengo pretendientes que me rondan porque saben de lo bueno.

Mi vida no es una desgracia

Deja de vernos en la calle con lástima o con asco. Seguro cuando nos ves, piensas que nos la pasamos echadas en la cama, trague y trague sin ningún objetivo en la vida. Te equivocas, al igual que tú, yo también tengo vida y planes. No voy a asaltar el refrigerador cada vez que me siento triste o cada vez que no tengo pareja. Yo no estoy deprimida, para nada. Al contrario, estoy más que viva, soy libre y disfruto de cada oportunidad que tengo para hacer cosas diferentes. 

No porque no te parezca sexy, significa que no lo soy

Ok, puede ser que no esté dentro de los cánones de belleza, pero eso no significa que no sea hermosa. Sólo tengo un poco más de carne que tú, mi celulitis y estrías se notan más que las tuyas, pero no me dejarás mentir al decir que tú también las tienes. Sin embargo, tengo piernas y senos más voluptuosos y no dudo en hacerlos resaltar de vez en cuando. No lo hago para que los hombres volteen a verme, lo hago porque me gusta mi cuerpo y me gusta lucirlo donde quiera que voy. Sí, cuando me siento se nota mi panza más que la tuya, pero amo y acepto mis curvas. 

Y también me gusta tener sexo

Así como soy movida en la vida, también lo soy en la cama. Es probable que lo que más seduce a los hombres con los que he estado, es mi seguridad, mi porte. Ellos quedan impresionados ante una mujer que se ama por encima de todo, que se siente segura de sí misma sin importar los defectos. Podremos estar gordas, chaparras, con senos pequeños o con nalgas muy planas y eso no les va a importar si nosotras nos aceptamos. Pero obvio, si tú no te aceptas a ti misma, cómo pretendes que los demás lo hagan. ¡Ámate y notarás cómo las cosas cambian a tu favor!

Este video te puede gustar