Si sientes que no encajas en tu trabajo, ¿eres tú o es la empresa?

Es un verdadero dilema cuando el trabajo que realizas ya no te llena y sientes que no encajas en él. Sin embargo, ¿eres tú o es la empresa el detonante de esta situación? Cuando llega la hora de elegir al culpable puede que nos equivoquemos. Muchas veces somos nosotras mismas las que no actuamos del todo bien. ¿Hay alguna forma de saberlo? ¡Claro que sí! Hoy te quiero mencionar algunos puntos que necesitas considerar si sientes que no encajas en tu trabajo. Quizá te lleves una sorpresa…

No hay reconocimiento

Muchas veces las empresas no les dan reconocimiento a sus colaboradores. No me refiero a que les tengan que aplaudir todos los días o algo por el estilo. Cosas pequeñas como los bonos, las felicitaciones por su desempeño o los premios al empleado del mes son maneras de reconocer. Sientes que no encajas en tu trabajo si no recibes este tipo de estímulos. Si la empresa no cuenta con un programa de incentivos es algo que debería considerar. Ahora, si la compañía sí lo tiene y tú nunca has recibido nada entonces es momento de hablar de ti. Sé honesta, ¿te has empeñado en realizar una buena labor? Si no haces las cosas bien, siempre estás desmotivada y lo tuyo no es el trabajo en equipo entonces no esperes un reconocimiento. En este caso, te toca trabajar en ti y en tu forma de hacer las cosas.

Falta de oportunidades de crecimiento

Sientes que no encajas en tu trabajo si empiezas a estancarte. Esto ocurre cuando te planteas metas muy grandes para el empleo que tienes y a pesar de que pasan los meses o años tú sigues en el mismo puesto y con las mismas labores. Lo peor es cuando te enteras de que prefieren aumentarle el sueldo o darle el puesto a alguien con mucho menos tiempo que tú. Analiza todo lo que has hecho en la empresa o pídele retroalimentación a tus superiores. Si ya no hay nada más que puedas hacer es hora de que vueles en busca de un nuevo trabajo que cumpla con tus expectativas.

Ya no existe motivación

Aquí hay dos posibles causas, que te sientes mal contigo misma o el empleo se ha vuelto rutinario. Si es lo primero entonces debes trabajar en tu seguridad y autoestima. Es normal que al principio tengas mucha motivación, pero debes tenerla aunque sea un poco cuando ya llevas tiempo en la compañía. Si el tema es que la empresa te da un trabajo que consideras repetitivo, quizá sea momento de hablar con tus superiores o definitivamente buscar nuevos horizontes profesionales.

Este video te puede gustar