Si no puedes dejar de pensar en esa persona tienes que intentar esto

Estaba en un café con mi BFF. Ya habían pasado tres semanas desde que nos habíamos visto por última vez. Sin embargo, ella, en vez de atender a mi conversación, no podía dejar de estremecerse cuando su celular se iluminaba. Harta de no poderle contar a mi amiga los problemas, me detuve y le pregunte sií estaba esperando una llamada o algo parecido… Ella me dijo que el chico con el que salía no le había contestado los mensajes… Si no puedes dejar de pensar en esa persona, en serio tienes que liberarte.

Obsesionada por un chico

Es muy fácil caer en la obsesión por el chico que te gusta. En este tiempo de redes sociales no recibir un mensaje por horas puede quebrar el coco hasta de la mujer más inteligente. Solo quieres averiguar si la persona recibió o no los mensajes, si ya los leyó y muchas otras cosas. Hoy más que nunca nos encontramos obsesionadas por el nivel de atención que recibimos de nuestra pareja y, sinceramente, creo que esto puede ocasionarte graves problemas mentales. Al final del día, ¿cuándo ha sido sano ver el celular cada dos minutos rogando por una mensaje o una llamada? Si no puedes dejar de pensar en esa persona tienes que hacer algo al respecto. Y no, no le vas a mandar 40 mensajes para que te pele ni tampoco vas a hablarle a tu amiga para que te entretenga.

El problema con esta obsesión

El problema consiste en estás buscando un refuerzo positivo. Esperas que alguien piense en ti y te mande ese mensaje de buenos días, buenas noches o lo que sea. Lo grave de esperar la tranquilidad de un mensaje es que la ansiedad regresa en muy poco tiempo, cuando no encuentras ningún mensaje en el celular. Yo lo viví de una forma extrema durante los primeros meses de mi soltería y sé lo horrible y frustrarte que puede ser. No puedes concentrarte en nada más. Intentas trabajar, leer, hacer tu cardio esperando ese mensaje y nada llega. La verdad es que, no sé tú, pero yo no quiero vivir nunca de esa forma: atrapada al lado de un aparato electrónico, dependiendo de un mensaje una persona.

Libérate de la obsesión

Debo decirte que obsesionarte con este chico no va a hacer que se quede. Al contrario, es posible que parezcas la psicópata que está intentando cazarlo. Adivina qué: a los hombres les choca ser cazados. No es sano para ti ni para él, así que encuentra tu equilibrio mental, antes de seguir siendo la presa de un tonto mensaje de texto. Aplica estos pequeños tips que a mí me sirvieron.

Apasiónate por algo más

El problema principal de esta obsesionada con el chico que de gusta es que es lo único que probablemente te hace sentir bien. Así que cambia el mood y busca algo que te apasione. Una clase, un libro, cualquier actividad que tú quieras. Crea un cambio de adentro hacia afuera. Una mujer que no está constantemente obsesionada por lo que hacen los demás es más sana y más sexy. Te muestras como una mujer super segura de ti misma.

Regálate momentos de silencio

Hay momentos del día en los que te encuentras sola y ¿qué haces? Abres tu FB o IG. Espera, hay mejores cosas que hacer que ver tus redes sociales. ¿Qué tal si esos 10 minutos sola los usas para liberarte de cosas? Por ejemplo: hacer ejercicios de respiración o tomar un té en silencio. La soledad puede ayudarte a liberar tu mente de tanto ajetreo. Te ayuda a librarte del estrés, pero, sobre todo, te hace más fuerte porque te obliga a convivir contigo misma. Y una vez que aprendas a convivir contigo, dejas de necesitar el estimulo de las personas de afuera.

Si no puedes dejar de pensar en esa persona, probablemente necesites un poco más de obsesión por ti misma. Necesitas encontrar algo que te apasione y te haga sentir más viva. El estímulo que buscas afuera, puedes encontrarlo dentro de ti, pero solo tú decides si sigues sufriendo cada vez que tu celular suena o, peor aún, cuando no suena.

Este video te puede gustar