Si no confías en alguien, ¿realmente vale la pena que te cases con esa persona?

Formar una relación es fácil, lo complicado es mantenerla firme y sana en todo sentido. Para que prospere, debe haber comunicación, comprensión, honestidad, respeto y muchas otras cosas. Pero qué pasa cuando ya no confías en esa persona a la que decías amar y están a punto de casarse. ¿Deberías hacerlo?

Sé honesta contigo misma

Si sólo piensas casarte porque no quieres que nadie más esté con tu pareja o para demostrar que lo lograste, pero las cosas ya no andan bien en su relación, deberías pensarlo un poco mejor. Hacer algo sólo por complacer a otros no es lo mejor, al menos no si lo que quieres es tener una vida tranquila y feliz. Debes ser muy honesta contigo y poner las cosas sobre una balanza. Si ya no confías en esa persona con la que quieres compartir tu vida, lo mejor sería que lo pienses un poco más antes de tomar una decisión de ese tamaño.

La confianza es la clave de cualquier relación

Sea relación de amigos, de hermanos o de pareja, la confianza es básica para una buena relación. Al principio se construye poco a poco y una vez que se ha logrado algo grande, se debe cuidar para que no se desquebraje con cualquier duda o temor. Si la confianza va dejando de existir, esa relación ya no tiene futuro. Por eso es importante ser honestos con lo que queremos, lo que sentimos y lo que buscamos. De esa manera podemos saber si estamos en sintonía con los otros o si es mejor que cada uno tome su camino por separado.

Sí, no es sencillo, pero si ambos buscan lo mejor, entenderán si las cosas ya no marchan bien. Es mejor detener todo antes de que sea demasiado tarde, antes de que tengan un matrimonio infeliz o lleno de reproches.

Este video te puede gustar