“Si me dejas, me mato”: ¿lo has dicho?, ¿te lo han dicho?, ¿por qué se dice?

Así como hay relaciones muy bonitas y llenas de amor, hay otras que pueden terminar convirtiéndose en una pesadilla. Tal vez en un principio suene romántico que alguien te diga “si te vas de mi lado, me mato”. Aunque la realidad es que eso solo podría decirlo alguien enfermo.

No creas solo en palabras

Bien dicen que las palabras son una cosa y los hechos son otra. Jamás debes creer en palabras que solo quedan al viento. Siempre es bueno que te asegures de que las acciones que tengan coherencia con lo que se ha dicho. Debes ser cautelosa, pues hay quienes usan las palabras como medio para atraer a otro. Si uno está mal emocionalmente, creerá por completo eso que se le dice y será suficiente para caer en los brazos del otro. Cuando estamos bien anímicamente, aunque nos digan que nos bajarán el cielo y las estrellas, sabemos que no es necesario que alguien más lo haga por nosotros.

“No te vayas o me mato”

La verdad es que las personas que dicen “no te vayas o me mato” jamás van a matarse. Sólo usan esas palabras para manipular al otro y así poder hacer lo que quieran con ella. Creyendo eso, caes en su red de dominio y ellos te pueden manipuar a su antojo. Si le crees una vez, saben que pueden recurrir a esas palabras las veces que sea necesario y siempre tendrán tu compasión. No te dejes engañar, más bien puedes afrontar a la persona. No la retes a que se mate, pues en un arranque de locura podrían cometer una tontería.

Simplemente aprende a identificar cuándo una persona es tóxica para ti y toma la distancia necesaria para que no te siga haciendo daño emocional. Si crees que tú sola no puedes, busca ayuda de un profesional.

Este video te puede gustar