Si llevas años en un matrimonio infeliz, deberías leer esto

¿Estás en un matrimonio infeliz? O eres de las chicas que no dice estarlo, pero tampoco calificarías tu matrimonio como uno feliz. Estar dentro de un matrimonio infeliz durante años, tiene un costo diferente. Lo creas o no, pelear no es necesariamente malo en el matrimonio, lo que importa es el “por qué ” y “cómo” luchas.

Los matrimonios infelices son únicos a su manera. No quiere decir que te la vivas peleando con tu cónyuge. quizás estés siendo miserable y no sabes muy bien hacia dónde deberías de ir. Pero no sabes qué hacer o si deberías de ir hacia una ruptura.

Tal vez tu infelicidad se esté anunciando a sí misma, a pesar de que lleva años dando vueltas.

Ya no puedes fingir que no eres consciente. Y no eres el único en este matrimonio; puede que también haya otras vidas que considerar, como las de tus hijos o suegros. ¿Qué se hace en esta situación ?

¿Quieres un matrimonio duradero? Cásate con alguno de estos signos zodiacales

Considera si tu matrimonio está afectando tu salud

Hay mujeres que viven su día a día con un dolor estomacal intenso, falta de apetito, migrañas, ansiedad e insomnio y esta no es una coincidencia. Existe un vínculo entre un matrimonio infeliz y tu salud en general. Si la comunicación dentro del matrimonio es prácticamente nula, es probable que tengas un mayor riego de sufrir depresión. Las hormonas del estrés además pueden traer consigo una cascada de problemas de salud. Trabaja en tu salud si te sientes deprimida, acude por ayuda, tu salud es innegociable.

¿Por qué es infeliz?

Esta es una pregunta difícil de responder, muchas veces evitamos ponerle nombre o ponernos cara a cara con nuestras emociones. Este trabajo se facilita si tienes la ayuda de un profesional. Es importante que determines si tu infelicidad viene de la relación amorosa o es algo que viene de ti misma. En caso de que tu estés deprimida por cuestiones personales, podrás empezara a actuar para buscar tu propia felicidad y por ende tu relacion amorosa puede restaurarse.

¿Tu pareja sabe que no estas contenta?

Parte de tu trabajo es agarrar la responsabilidad que viene con un matrimonio infeliz. Es inevitable que ambos consuman la energía del otro. En algunas ocasiones estar en pareja requiere de ceder. Hablar de tus sentimientos y emociones con tu pareja.

Ya sea que uno de ustedes esté deprimido y el otro sienta los efectos o tal vez su comunicación no sea saludable, el matrimonio no se vive de forma aislada. Si lo que quieres es salvar tu matrimonio necesitas hablarlo en pareja.

¿Ha trabajado para mejorarte a ti misma?

A veces no nos damos cuenta que salir del matrimonio tampoco es el antídoto para la felicidad. Tu vida y tu percepción de la felicidad entra en juego, el que salgas de tu matrimonio no significa que al otro día vayas a amanecer siendo inmensamente feliz. La felicidad viene de ti misma y mientras no aceptes que debes trabajar en ti para obtenerla, entonces es probable que le sigas echando la culpa a tu matrimonio por ser infeliz.

No importa la dirección que tome su matrimonio, siempre serás responsable de ti misma.

Piensa en cuánto tiempo estas dispuesta a esperar para que todo cambie, peor aún cuanto tiempo vas a esperar sin hacer nada. Acude a un profesional. la terapia puede ayudarte a escoger un camino. Pues al estar en la misma vía, es muy probable que no llegues a ninguna parte.

Este video te puede gustar