Si hubo una infidelidad, puede que fortalezca tu relación

Las relaciones de pareja suelen acabarse si hubo una infidelidad. Sin embargo, y pese a lo que muchas personas piensen, ese no es el fin. Inclusive, podría hacer que la relación evolucione para bien. A continuación te presento las razones por las cuales una pareja no se debería de separar.

Ya no hay nada que esconder

A su relación le ha pasado lo peor, por eso ya no tienen nada que esconder. En consecuencia, solo queda mejorar. Ya no hay motivo para mentirse más. Es momento de empezar a hacer las cosas bien y con honestidad. Obviamente, es elección de cada quien, pero claro que se puede seguir adelante.

Aprendes a perdonar

Si hubo una infidelidad de cualquiera de los dos, necesitas pasar por un proceso de perdón. Se trata de aceptar el daño que sufriste o le infringiste a tu pareja. Lógicas, justas o no, cada quien tuvo sus razones. Puedes vivir con ello para siempre o aprender y dejarlo pasar. Sí es posible perdonar una infidelidad. No hacerlo implicaría no perdonarte. Obviamente toma tiempo, paciencia y amor de ambas partes.

Si hubo infidelidad y perdón, en verdad hay amor

Cuando ambos han pasado por una infidelidad y aun así quieren estar juntos, es amor. Saben que las cosas malas que sucedieron no valen más que lo que han logrado juntos. Por ello han decidido superarlo y confiar en el otro, quererlo y jamás vengarse por lo ocurrido, pues saben que eso no los llevará a ningún lado. Además, si han pasado por eso, no me imagino otra dificultad que pueda terminar con lo que ambos tienen.

¿Tú qué piensas? ¿Crees que es posible perdonar una infidelidad?

Este video te puede gustar